Con muchos detalles y vivos colores, como los cien amores de Javier Krahe. Los trajes de las águedas de la provincia son el fiel reflejo del ánimo de sus dueñas, unas mujeres que cada año, en torno al 5 de febrero, se ponen sus mejores galas tradicionales para salir a la calle, hacerse notar y divertirse y divertir a quien se encuentran en el camino.

En un puñado de pueblos de Zamora, Don Carnal agacha la cabeza para dejar paso a Santa Águeda, la gran protagonista del inicio de febrero. Con unas tradiciones muy marcadas y una agenda fijada desde hace décadas, las mujeres casadas de cada localidad toman el mando de las calles y organizan la diversión para ellas y para el resto.

Por ejemplo, en Andavías, este viernes, desde el alba, el grupo de águedas del pueblo recorre las calles entre música, bailes y jolgorio. No faltarán las fiestas nocturnas, ni las comidas. Tampoco el tradicional salto del piorno, que tendrá lugar este sábado. Poco importa si el tiempo acompaña. La alegría y el color lo ponen ellas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído