Benegiles y Quintanilla del Monte cambian la nomenclatura franquista de sus calles

Lo hacen a instancias de Comopromís. En el caso de Benegiles se cambia el nombre de la calle Carlos Pinilla por el nombre calle El Pinar; mientras que en Quintanilla del Monte se cambian la calle Calvo Sotelo y la Plaza Primo de Rivera por los nombres calle Mayor y Plaza La Plazuela, respectivamente.

2 Comentarios

 Compromis mulet
Compromis mulet

Las localidades zamoranas de Benegiles y Quintanilla del Monte cambian la nomenclatura franquista de sus calles y lo hacen a instancias de Comopromís. La campaña, visible en la web senat.compromis.net, ha conseguido “que las autoridades se arremanguen a la hora de eliminar de una vez, tras más de 40 años de democracia e incumplimiento de la ley, cientos de espacios dedicados a la gloria del Caudillo, Primo de Rivera, Francisco Franco, héroes, mártires, sanguinarios militares y rémoras de quienes se sublevaron, lo que llevó a una Guerra, represión y larga dictadura”, explican desde esta formación política.

“Además ha servido para poner blanco sobre negro en numerosas poblaciones y pedanías y, si bien en la mayoría de casos las autoridades han admitido la dejación voluntaria o no en la aplicación de la Ley de la Memoria Histórica y los han rebautizado en la cifra de más de 2.000 de las calles y plazas, también es cierto que han quedado tristemente retratadas algunas autoridades de otros ayuntamientos del Estado y el propio Gobierno”, ha indicado Mulet, promotor de la iniciativa.

La coalición obtuvo una relación del Instituto Nacional de Estadística de las calles, plazas o viales de municipios españoles que mantienen nomenclaturas como las de Onésimo Redondo, Ruiz de Alda, Calvo Sotelo, Queipo de Llano, General Mola, General Sanjurjo, General Yagüe, Millán-Astray, José Antonio Primo de Rivera, 18 de Julio o del Generalísimo. “Lamentamos que el Gobierno no tome parte de una forma activa en el cumplimiento de la ley vigente y no comience a sancionar su inobservancia”, ha añadido.

La coalición envió también cartas a los obispos españoles y al propio Papa para que se implique en la eliminación del franquismo de las iglesias. También reclamó la retirada del busto del exministro franquista Manuel Fraga del Senado y el cuadro a Martín Villa. Mulet ha concluido que “es triste que haya tenido que ser una formación pequeña con pocos recursos como Compromís quien haya propiciado una campaña tan sencilla como efectiva y que quienes han gobernado en los últimos años desde las instituciones de todo un Estado no hayan movido un solo dedo para devolver los nombres populares a muchas plazas o para dotar de nombres dignos, igualitarios y democráticos lo que antes era de una ignominia evidente e ilegal”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído