Cada año la entrada al nuevo año es especial en Carbajales de Alba. Junto a la güera, los vecinos toman las uvas frente al fuego para dar la bienvenida al año de la mejor manera, esperando que se cumplan todos los deseos. 

Pero el COVID-19 lo cambió todo, también esta tradición en este punto de la provincia zamorana que el pasado año tuvo que hacerse solo de forma simbólica.

Por este motivo, este año la quintada, muy numerosa, tenía la valiosa labor de poder devolver la güera al pueblo y así lo hicieron, logrando una gran hoguera con toda la leña recolectada por los quintos.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído