"El caso de Montamarta se ha intentado silenciar durante tres años y no es el único de la provincia"

La Federación de Sanidad de Comisiones Obreras ha comparecido este viernes ante los medios para denunciar "la intención de silenciar los malos tratos de Montamarta y la existencia de muchos otros casos en la provincia".

 IMG 0441 (Copy)
IMG 0441 (Copy)

"El caso de Montamarta no es nuevo, se lleva tres años intentando silenciar esta situación pero tristemente, casos así, se dan todos los días en la provincia", así ha denunciado Ana Rosa Rivas, secretaria de la Federación de Sanidad de CC.OO en Castilla y león, la situación denunciada en la residencia de Montamarta ante los presuntos casos de malos tratos que han salido a la luz "tras tres años de su conocimiento y la mala gestión de la directora del centro y del propio Ayuntamiento de Montamarta.

Ante esta situación, Comisiones Obreras ha asegurado que las trabajadoras siguen en su puesto de trabajo "salvo una de ellas que se encuentra de baja", tal y como señaló Ana Rosa Rivas. Esta comparecencia de la Federación de Sanidad del Sindicato nace "de la necesidad de una inspección general de todas las residencias por parte de la Gerencia Territorial de Salud, que a día de hoy solo cuenta con cinco inspectores para estos casos en toda Castilla y León".

La trabajadora que se encuentra de baja, de 65 años, "viene a demostrar la precariedad laboral y el alto índice de mujeres que trabajan en este sector, y que tiene que soportar una carga laboral extrema", señalaban desde el sindicato, "no con ánimos de justificar, puesto que el castigo debe ser excepcional, pero para nosotros el castigo debe ser la prevención". 

A este sentido, Rivas destacaba "la persecución, las presiones y la ansiedad que sufren las trabajadoras que han denunciado esta situación que se ha querido ocultar de puertas para fuera". La policía Judicial tiene ya en sus manos el libro de incidencias en el que durante años se han apuntado estos casos ante los cuales la única acción de la directora era obligar a la trabajadora, presunta autora de los hechos, a llamar a la familia del usuario afectado para disculparse, tal y como han puesto de manifiesto desde Comisiones Obreras.

Los audios registrados en el interior del centro son otro de los puntos clave de la investigación; "la tardanza en denunciar también se ha visto propiciada por la dificultad de obtener pruebas ante la constante insistencia por parte de la dirección del centro de ocultar los sucedido", señalaba Rivas al tiempo que, con la guía de la Junta de Castilla y León sobre la mesa ante estos casos, ponía de manifiesto como "ya en 2008 un 40% de los trabajadores aseguraba haber llevado a cabo actos de este tipo con algún usuario".


"La situación ocurrida en Montamarta, no es única y cada día nos llegan casos nuevos", aseguraban desde la Federación de Sanidad de Comisiones Obreras, quienes achacaban estos comportamientos a "la falta de profesionalidad de los trabajadores y las condiciones laborales". Por ello y "ante la existencia de cinco inspectores en toda la comunidad, se solicita a Gerencia de Salud una inspección en todos los centros porque se trabaja con persona y no con cosas y no puede ser un negocio".


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído