La circulación por las carreteras convencionales estará toda esta semana en el punto de mira de Tráfico

0 Comentarios

 La circulación por las carreteras convencionales estará toda esta semana en el punto de mira de Tráfico
La circulación por las carreteras convencionales estará toda esta semana en el punto de mira de Tráfico
Las estadísticas que maneja el Gobierno de España muestran que las carreteras convencionales son las más peligrosas, ya que presentan elevados índices de siniestralidad aunque la densidad de circulación es menor que la registrada en las autovías, circunstancia que motiva la campaña especial que la Dirección General de Tráfico pone en marcha desde hoy hasta el próximo domingo, día 26 de octubre.

Los agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil aumentarán los controles sobre la velocidad, los adelantamientos indebidos, la ingesta de alcohol o drogas, el uso del casco y los sistemas de retención, la utilización del teléfono móvil durante la conducción, así como de auriculares, manipulación de navegadores o de cualquier otro elemento que pueda producir distracción, documentación del vehículo y del conductor y, en general, cualquier infracción de la normativa vigente en materia de circulación y seguridad vial, según enumeran fuentes de la DGT. “Uno de los objetivos prioritarios en la nueva Estrategia de Seguridad Vial 2011-2020 es mejorar la seguridad vial en las carreteras convencionales. Se trata de conseguir unas carreteras y entornos diseñados en función de las capacidades humanas y tecnológicas”, añaden.

Las dos líneas principales del programa son conseguir comportamientos más seguros en las carreteras convencionales y mejorar la seguridad de las carreteras convencionales a través de su diseño, especialmente para evitar salidas de la vía y colisiones frontales. “En una carretera convencional, las intersecciones e incorporaciones, habitualmente, están al mismo nivel, los trazados de las carreteras suelen ser antiguos, hay muchos tramos montañosos y es necesario invadir el sentido contrario al adelantar, con el riesgo que esto supone. Por ello, poner en marcha medidas de bajo coste y alta efectividad para reducir el riesgo de la carretera convencional es una prioridad en los próximos años”, explican.

En el ámbito nacional, los controles tendrán que cubrir más de 660.000 kilómetros de carreteras, de los que casi 490.000 son de ayuntamientos, contabilizando los 360.000 interurbanos y los 128.000 urbanos, aunque estas cifras se basan en datos recogidos a finales de la década de 1990.

Ya con datos recabados en 2013, la Red de Carreteras del Estado contaba con más de 26.000 kilómetros, de los que cerca de la mitad son de gran capacidad, mientras que todas las redes de carácter autonómico y provincial solo representaban el cuatro por ciento de las vías de gran capacidad.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído