En torno a las siete y media de esta tarde, mientras se celebraba un encierro en la localidad de Iscar, el afamado corredor benaventano, Alberto Colinas, sufría una importante cogida por uno de los novillos que se había quedado rezagado en el recorrido.

Tras el sucedo, fue trasladado a las dependencias médicas de la Plaza de Toros desde donde se le ha enviado al Hospital Río Hortega de Valladolid.

Según ha explicado Benavente Digital, la cornada más grave ha sido en la pierna y por el momento se encuentra estable y fuera de peligro a la espera de ser operado.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído