El delegado de la Junta lanza un mensaje tranquilizador sobre las macrogranjas

“Quisiera dar un mensaje tranquilizador a los ciudadanos. Las normas de la Junta regulan cada una de las actividades o licencias que necesita cualquier actividad. Para nosotros no es diferente que sea una granja de porcino u otro tipo de actividades que necesitarían incluso más normas de regulación”, indicaba Castro.

 Macrogranja porcina tabara
Macrogranja porcina tabara

La posible presencia de macrogranjas en la provincia sigue dando que hablar y este jueves, el delegado territorial de la Junta, Alberto Castro, lanzaba un mensaje tranquilizador a los ciudadanos.

“Quisiera dar un mensaje tranquilizador a los ciudadanos. Las normas de la Junta regulan cada una de las actividades o licencias que necesita cualquier actividad. Para nosotros no es diferente que sea una granja de porcino u otro tipo de actividades que necesitarían incluso más normas de regulación”, indicaba Castro.

Asimismo, el delegado explicaba que la normativa de la Junta es extensible a la de la Unión Europea que es “especialmente exigente” y aseguraba que se “cumple a rajatabla en Zamora”. Por otro lado, indicaba que desde la Junta no se ha observado ninguna incidencia medioambiental de una granja de porcino “sea grande o mediana”.

Para tranquilizar a los ciudadanos aseguraba también que las revisiones que se hacen son “metódicas desde el punto de vista de la sanidad de las personas, de la sanidad animal y desde el punto de vista medioambiental”. Unas inspecciones realizadas por agentes medioambientales e incluso por miembros del Seprona.

“Insisto en que desde la Junta de Castilla y León lo que se hace es cumplir los procedimientos, que en este caso tienen que tener una autorización ambiental”, continuaba.

El propio Delegado añadía que “no ha habido ningún caso de contaminación de acuíferos por parte de ninguna explotación de porcino”.

Por último, recordaba que el mundo rural de la provincia es prácticamente agrícola-ganadero y aseguraba que “no se pueden demonizar todas las actividades".

“Ninguna actividad que cumpla la ley se puede tumbar por gusto u opiniones, o en este caso sensibilidades. La ley se cumple y es lo que determina la propia Junta”, zanjaba Castro. 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído