La Diputación tacha de "injustificadas" las críticas de los alcaldes de Benavente y Toro

"Ambos alcaldes faltan al respeto de una Institución modélica que vela por la igualdad de derechos de los habitantes del medio rural, quienes deciden libremente dónde quieren vivir", señala el equipo de Gobierno

 Tomas bien huerga mayte
Tomas bien huerga mayte

El equipo de Gobierno de la Diputación Provincial de Zamora considera que las críticas vertidas por los alcaldes de Toro y Benavente, en torno al trato que reciben ambos municipios son “totalmente injustificadas y atentan contra el derecho de los pequeños municipios de la provincia, que son la mayoría, a recibir inversiones destinadas a que dispongan los mismos servicios que los grandes núcleos de población”.

“Las críticas del alcalde benaventano y toresano responden a una pataleta debido a su gestión ineficaz, que en muchos casos les ha llevado a perder subvenciones concedidas de antemano, y a intereses meramente partidistas y electoralistas con el único objetivo de mentir y confundir a sus conciudadanos” exponen desde la Diputación.

Del mismo modo, para el equipo de Gobierno de la Diputación estas críticas “ponen de manifiesto su incoherencia cuando las hacen minutos después de haber firmado convenios para la contratación de trabajadores por valor de 44.000 euros en ambos casos, cantidad similar a la que recibe Morales del Vino”.

La Diputación incide en su apuesta por defender a la población del medio rural, con independencia de dónde viva, ofreciendo a los ciudadanos que viven en los pequeños municipios los mismos servicios básicos que los que habitan en los núcleos de más de 5.000 habitantes, como es el caso de Toro y Benavente.

La propia Diputación de Zamora señala que e Ayuntamiento de Benavente ha recibido de la primera convocatoria del Plan Municipal de Obras, a través de una subvención directa de la anualidad del 2016/17 la cantidad de 400.000 euros, y en el presupuesto de la anualidad del 2019 recibirá una cantidad similar que corresponde a la convocatoria del Plan Municipal de Obras 2018/19.

En la primera anualidad de la convocatoria 2016/2017 se ejecutaron las obras de mayor cuantía. “En esta segunda convocatoria sucede lo contrario por lo que en la primera anualidad se ejecutaran las obras de menor cuantía” explican desde la Institución Provincial, que recalca que esa es la razón por la que a Benavente, Toro y Morales del Vino, no se les haya dado una subvención en este año del 2018 y se les dé en la anualidad del 2019.

Además de lo expuesto, el Ayuntamiento de Benavente y sus vecinos reciben otros servicios por parte de la Diputación Provincial como es el caso de la guardería infantil, con un coste de más de 300.000 euros anuales, a lo que se suman otras ayudas y subvenciones – planes provinciales de empleo, ayudas a PYMES, Peñas del Toro, Junta Pro-Semana Santa, asociaciones culturales, deportivas, sociales etc…- por importe de más de 200.000 al año.

“Es decir, en contra de lo apuntado por el alcalde, la Diputación destina anualmente a la ciudad de Benavente en torno a 500.000 €, en ayudas, subvenciones y prestación de servicios, a los que se suman los 400.000 euros que recibirá de la actual convocatoria de los planes municipales de obras, y los otros 400.000 recibidos en 2016” añade en su comunicado el equipo de Gobierno.

En este sentido, recuerdan que hace más de un año, el alcalde mantuvo una reunión con la presidenta de la Diputación en la que se acordó afrontar al 50% el coste de la reparación del Carril Bici (solamente una anualidad, mantenimiento y conservación), y que la Diputación extendería una capa de aglomerado en la parte de la carretera de Benavente a Alcubilla de Nogales, que se corresponde con la travesía por la ciudad, y seguidamente se cedería esta parte al Ayuntamiento.

En este mismo encuentro se acordó que el Ayuntamiento de Benavente redactaría el proyecto/memoria, cuantificando el coste de las actuaciones, y se lo remitiría a la Diputación. A fecha de hoy, después de más de un año, el alcalde benaventano no ha cumplido ninguno de los compromisos adquiridos en la reunión, “debido a su ineficacia e incapacidad para ejecutar obras que tiene pendiente de su propio presupuesto”.

En cuanto a Toro, la Diputación de Zamora señala que su compromiso “está también fuera de toda duda”. “Así se puso de manifiesto cuando la ciudad acogió la Exposición de Las Edades del Hombre, cuando la Institución Provincial aportó a la ciudad alrededor de 250.000€” detallan.

Asimismo, recuerdan que en el Plan Municipal de Obras en su anualidad del 2016, destinó a Toro una inversión de 282.000€ de los que solo por la mala licitación e incompetencia del alcalde y su equipo de Gobierno, la ciudad perdió una cantidad de 100.000 euros, a los que se sumaron otros 30.000 por la mala ejecución de las obras.

Asimismo, el Patronato de Turismo destina subvenciones anuales y directas de 8.900 euros para el mantenimiento de la oficina de turismo, 34.000 a la apertura de monumentos, 6.000 a la promoción de sus fiestas de interés turístico, y 8.000 a la Junta Pro Semana Santa.

A todo ello se suman los 81.600 euros del Consorcio Provincial de Prevención y Extinción de Incendios para el Parque de Bomberos de Toro, y los 35.000 para la Ruta del Vino de Toro, entre otras partidas destacadas.


En este sentido, el equipo de Gobierno recuerda una vez más que hace siete años, la Diputación sacaba convocatorias bianuales (Planes Provinciales) entre todos los municipios de la provincia de menos de 20.000 habitantes, entre los cuales estaban incluidos Benavente, Toro y Morales del Vino.

Las aportaciones a esta convocatoria provenían del Gobierno de España a través del Plan de Obras y Servicios (POS), de la Junta de Castilla y León a través del Fondo de Cooperación Local (FCL), la propia Diputación Provincial y los Ayuntamientos.

La Diputación Provincial aportaba 2,3 millones de euros y los ayuntamientos un porcentaje que oscilaba entre el 10 y 35%, según el tipo de obras (básicas, no básicas, deportivas y otras).

Actualmente, en las Convocatorias de los Planes Municipales de Obras la aportación la hace exclusivamente la Diputación (9 millones de euros) y los Ayuntamientos aportan a mayores unos porcentajes según el tipo de obra.

Estos planes van destinados a municipios de menos de 2.000 habitantes, por lo que Benavente, Toro y Morales del Vino, quedan excluidos, y se les compensan con subvenciones nominativas directas a través del presupuesto de la anualidad correspondiente.

“Si en esta convocatoria se incluyera a estos tres municipios, con el criterio de habitantes que figura en las bases, se llevarían más del 50% del dinero de la ayuda, y los ayuntamientos de menor población no podrían hacer apenas obras por lo que sería una medida insolidaria a todas luces con los municipios más necesitados” finalizan.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído