Por quinto año consecutivo, la Fundación Adecco presenta el informe Directivos y RSE, un estudio que ha dado voz a 150 directores de Responsabilidad Social Empresarial y Recursos Humanos de grandes empresas de nuestro país.

En esta ocasión, el análisis ha querido dar protagonismo a las tendencias futuras que se vaticinan en el ámbito de la RSE: cuáles serán los aspectos más desarrollados (fortalezas) y qué cuestiones se quedarán más atrás (debilidades). Gracias a las respuestas de los encuestados, hemos podido conocer las prioridades de los  responsables más directos de estas políticas, cuyas decisiones serán las que marquen el rumbo de la RSE durante el próximo año.

La fortaleza: convivencia intergeneracional

La presente encuesta ha planteado diferentes líneas de actuación básicas en el ámbito de la RSE, con el objetivo de conocer el grado de desarrollo que éstas tendrán durante el próximo ejercicio.

Así, se ha pedido a los directivos que evalúen, en una escala del 1 al 10, si las prácticas que a continuación exponemos tendrán un desarrollo muy bajo (1) o muy alto (10).

El aspecto que ha presentado un mayor volumen de respuestas 9 y 10, ha sido la convivencia intergeneracional, dicho de otro modo, la búsqueda del equilibrio entre los trabajadores mayores de 45 años y los menores de 30. Así, un 52% de los directivos destaca que ésta será una prioridad el año que viene, pronosticando un alto desarrollo.

Según Francisco Mesonero, director general de la Fundación Adecco: “muchas empresas están reaccionando ante el envejecimiento que está experimentando nuestra pirámide poblacional, comprendiendo que es necesario aprovechar el talento disponible de las personas mayores de 45 años. Pero los jóvenes sin experiencia tampoco pueden ser discriminados, ya que, de su incorporación laboral, depende la sostenibilidad de nuestro sistema de pensiones.

Por todo ello, es imprescindible encontrar el equilibrio entre ambas fuerzas laborales si no queremos que nuestro sistema colapse”. Otras de las “fortalezas” de la RSE serán la política de calidad y medioambiente (39%), seguida por la formación a empleados (32%), o la contratación de personas con discapacidad (aunque muy de lejos, con un 20%).

2014, año récord de envejecimiento

La predisposición de las empresas para potenciar la convivencia intergeneracional, se entiende cuando observamos las cifras de envejecimiento de nuestra población. Y es que este fenómeno se presenta especialmente acelerado en el caso español. El índice de envejecimiento poblacional elaborado por el INE, arroja un incremento vertiginoso de las personas de más edad, en detrimento de las más jóvenes. Esta tasa refleja el porcentaje que representa la población mayor de 64 años sobre las personas menores de 16 años, en un país determinado a día 1 de enero. Tomando como referencia este indicador, es destacable cómo ha alcanzado su máximo histórico en 2014 (112% a nivel nacional y 181% en Castilla León).

Con un índice del 181%, Castilla León es la tercera Comunidad Autónoma más envejecida de España, sólo por detrás de Asturias, que registra un 200% y Galicia, que alcanza un 186%. Dicho de otro modo, actualmente hay en Castilla León 181 mayores de 64 años por cada 100 menores de 16. Echando la vista atrás en el tiempo, observamos un rotundo cambio de tendencia: la tasa de envejecimiento se situó en 1975 en el 45%, es decir, había 45 mayores de 65 años por cada 100 menores de 16. En otras palabras, la tasa de envejecimiento se ha multiplicado por 4 en las últimas 4 décadas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído