El coronavirus no entiende de negocios ni de familia y los casos positivos siguen apareciendo en la provincia generando incertidumbre y obligando a familias a realizar grandes esfuerzos para mantener la seguridad de sus vecinos y allegados y principalmente, ser responsables frente al virus.

Uno de los últimos afectados es el Asador Casa Alfonso de San Vitero en la comarca de Aliste que se ha visto obligado a cerrar sus puertas unos días tras detectar un positivo en el entorno familiar.

Desde el asador señalan que afortunadamente todos se encuentran bien y “en unos días estaremos con más fuerza a seguir haciendo las cosas con la misma ilusión de siempre”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído