Exigen a la DO Toro la defensa de los viñedos tradicionales frente a la instalación de industrias solares

La plataforma provincial echa en falta un posicionamiento de la DO Toro frente a esta invasión de industrias solares, y advierte de los problemas sociales, paisajísticos y ambientales asociados a las macro-instalaciones solares que se están implantando en este término municipal

Viñedos
Viñedos

El término municipal de Toro está sufriendo una «invasión fotovoltaica» y, de hecho, ya se ha dado luz verde a más de 1000 hectáreas dedicadas a este modelo industrial y otras tantas están en espera si no se pone freno antes.

Amplias extensiones de esta localidad están siendo transformadas rápidamente y algunas parcelas dedicadas a la producción vitivinícola e incluidas geográficamente en la Denominación de Origen Protegida “Toro” han sido alteradas irreversiblemente. Esto supone un cambio histórico y sin precedentes en el paisaje cultural toresano, heterogéneo, ondulado y salpicado de viñedos, de parcelas de cereal y de bosquetes ocupando zonas de campiña onduladas y asociadas al rio Duero.

Ante esta situación que explica Zamora Viva, la plataforma solicita públicamente al Consejo Regulador de la Denominación de Origen Toro que se implique en la defensa de un modelo agrícola y de un paisaje tradicional que representa la esencia de Toro y que está siendo arrasado por un modelo especulativo en el que se enriquecen unos pocos. “La situación es tan grave, que incluso la maquinaria pesada ha modificado el relieve de muchas zonas dedicadas al viñedo o a la agricultura, allanándolo, compactando el suelo y cambiando lo que la geología ha definido durante millones de años. Derivado de esos movimientos de tierra, en momentos de lluvia se ha observado cómo algunos arrastres han llegado a la carretera Toro-Salamanca (poniendo en riesgo a los conductores que circulan por esta vía), situación que se puede agravar con las tormentas estivales y en la estación invernal; además, hay algunos agricultores de la zona que se han visto afectados por los arrastres de estos materiales que, coincidiendo con las últimas lluvias, han alcanzado sus fincas”.

Por otro lado, Zamora Viva echa en falta que el Ayuntamiento de Toro y su equipo de gobierno no defienda el común de los toresanos y apueste por este modelo incongruente y que, a todas luces, no fija población. Sin ninguna duda, la administración local toresana está más interesada en los beneficios personales de unos pocos que en el futuro de Toro y su Alfoz, que va a quedar hipotecado por ese modelo industrial no planificado, invasor, depredador y oportunista.

Además, esta plataforma se opone frontalmente a que el término municipal de Toro sea atravesado por grandes torres de alta tensión asociados a estos macroproyectos, llegando incluso a atentar contra una de las señas de identidad como es su Vega.

La asociación, constituida para la defensa del territorio y que da voz a numerosas personas y plataformas de toda la provincia, exige a los representantes públicos un modelo coherente con la conservación del paisaje cultural y de la biodiversidad, que permita la fijación real de empleo y que no hipoteque otras iniciativas como el turismo rural, la agricultura ecológica o el enoturismo. Para la asociación, tal y como viene diciendo en relación a este y otros proyectos similares en la provincia, cualquier modelo de desarrollo sostenible y coherente es incompatible con industrializar nuestro paisaje de manera indiscriminada, y es preciso apostar por alternativas que puedan convivir con aquello que es esencial y primario. “La solución no está en dar luz verde a megaproyectos que acaben siendo altamente destructivos sino en apoyar las comunidades energéticas e instalaciones de autoconsumo, y sobre todo: revalorizar lo ya existente”.

Por último, Zamora Viva recuerda la convocatoria de concentración en Plaza Viriato de Zamora el próximo sábado día 14 a las 7 de la tarde.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído