La Plaza Mayor de Moraleja del Vino se convirtió este sábado en una Feria de Abril. Decenas de vecinos quisieron participar en una actividad impulsada por el Café Bar Moralvi en la que no faltó ningún detalle. 

Así, los ciudadanos pudieron comprobar la destreza de la venenciadora para trasegar el vino de la venencia al catavino desde una considerable altura. Además, también había un cortador de jamón y un coro rociero que permitía a los vecinos trasladarse a cualquier localidad andaluza que vibra en este mes con su feria.

El punto álgido de la tarde llegó cuando un jinete bailó sevillanas con una joven vestida de goyesca. Todo en una tarde en donde los caballos y el flamenco fueron piezas fundamentales. Además, al final del espectáculo se sorteó un traje de faralaes para cerrar una jornada soleada y llena de animación.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído