Finaliza oficialmente la II Edición de la Iberoamericana de Toro

El comisario de la Iberoamericana y el alcalde de Toro han dado por claurusada la exposición que convirtió la ciudad en "Capital de la Mujer y las Artes del S. XX"

Obras de Delhy Tejero en el Museo Reina Sofía
Obras de Delhy Tejero en el Museo Reina Sofía

El pasado sábado 15 de octubre quedó oficialmente clausurada la segunda edición de La Iberoamericana de Toro tras tres meses y medio de exposición en la localidad de Toro (Zamora). Durante el verano, Toro se ha convertido por segundo año consecutivo en la “Capital de la Mujer y las Artes del S. XXI” gracias a las más de 150 obras de mujeres creadoras.

Según el comisario de la muestra, Victor del Campo, con esta segunda edición “la exposición anual se ha consolidado como el encuentro de artes visuales más importante de Iberoamérica. Destaco de esta segunda edición el eco en la industria del arte tras la visita de profesionales en todas sus facetas: directores y conservadores de museos, artistas, coleccionistas, galeristas y periodistas culturales de medios nacionales e internacionales. Seguimos multiplicando audiencias en los medios de comunicación nacional con una importante repercusión en TV donde los minutos de dedicación al proyecto suman más de cinco horas, que han apoyado un crecimiento exponencial”.

Por su parte, el alcalde de Toro, Tomás del Bien, hace el siguiente balance: “En el Ayuntamiento estamos muy contentos con la II edición. Ha servido para consolidar un proyecto que ya fue una auténtica revolución el año pasado. Más de 20.000 visitantes han podido disfrutar este año de los edificios del patrimonio histórico de la ciudad. Además, como novedad, este año nos hemos esforzado también en la parte didáctica del proyecto, acercando el arte contemporáneo a colegios e institutos así como al medio rural.”

En la clausura de esta edición se entregaron como ya se hiciera el primer año, el Premio de Honor Delhy Tejero y el Premio Popular a la mejor artista de esta edición.

El Premio de Honor Delhy Tejero, elegido por un jurado compuesto por artistas de esta edición y su comisarioha sido concedido a la artista peruana Cecilia Paredes (Lima, 1950). Artista multimedia para quien la performance constituye un componente básico de sus proyectos. Su obra es personal; sin embargo, trasciende hacia temas universales, especialmente aquellos que se relacionan con el poder de la naturaleza y lo femenino. Profesora en la Universidad de Pensilvania (EE.UU.). En sus propias palabras, Cecilia Paredes agradece al “comisario, Victor del Campo, a las artistas que avalan este premio; Lorena Gutierrez de Cuba, Ana Teresa Barboza de Perú, Mónica Dowell de Mexico, Teresa Gancedo y Juana Gonzalez, ambas de España, a todas mis colegas participantes y a Blanca Berlín sin cuyo constante apoyo, yo no estaría aquí. Este premio es particularmente emocionante pues cubre varios flancos. Primero, el festejar nuestras raíces iberoamericanas, que el arte y el diálogo une. Segundo, que es maravilloso entablar amistad, complicidad y entusiasmo. Tercero, creer que, como seres humanos, podemos al menos alumbrar en algo el camino para que otras mujeres (artistas o no) puedan sentir que sí se puede expandir las alas y emprender vuelo.”

El Premio Popular, elegido por votación del público visitante, con una participación de más de 13.000 personas, ha recaído en la artista vasca Miriam Ocáriz quién recibe el premio con emoción: “No me lo esperaba. Ha sido un privilegio formar parte de este gran grupo de artistas que han invadido Toro y sus joyas arquitectónicas. Echaré de menos el Hospital de Cruz, mi pequeña capilla. Gracias ante todo a Victor del Campo, al Alcalde y a todo el equipo. También agradezco a la Diputación Foral de Vizcaya y a la sala Rekalde de Bilbao. Gracias a su apoyo he podido disponer de un espacio tan idóneo y especial.” La artista Miriam Ocáriz  (Bilbao, 1968), Licenciada en Bellas Artes y Diseñadora de Moda ha presentado durante 12 años sus colecciones en las pasarelas Gaudí Barcelona y Cibeles Madrid.  Durante esos años y hasta la actualidad, ha combinado su profesión de diseñadora con su condición de artista, exponiendo en galerías de arte nacionales e internacionales.

La Iberoamericana de Toro continúa con éxito cumpliendo su objetivo: reivindicar el papel de la mujer como artista, favoreciendo un diálogo de igualdad entre mujeres y hombres del mundo del arte. Una reflexión que tiene lugar en un espacio poco común, como lo es el entorno rural, que reivindica más protagonismo para las mujeres creativas y la descentralización de los eventos culturales fuera de las grandes capitales.

Este año, además de crecer el número de artistas, ha crecido también el número de sedes, seis en total: Alcázar, San Agustín, Hospital de la Cruz, Concepción, Casa Cultura, Mercedarias.

Perú ha sido el país invitado, protagonizando una de las grandes novedades: el primer Certamen de Cine hecho por cineastas peruanas. El arte audiovisual ha ampliado así su presencia con la proyección de cuatro largometrajes y tres cortometrajes provenientes del país andino.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído