La Fundación Iberdrola apoya la investigacion para la protección de las aves

0 Comentarios

 La Fundación Iberdrola apoya la investigacion para la protección de las aves
La Fundación Iberdrola apoya la investigacion para la protección de las aves
La Fundación Iberdrola tiene en la biodiversidad una de sus principales áreas de actuación. Así, en el marco de su compromiso con la protección del medio ambiente, la entidad participa en proyectos de investigación y conservación de la biodiversidad en colaboración con organizaciones de prestigio y Administraciones Públicas. Todo ello con el objetivo de contribuir activamente a la recuperación, mejora y conservación de los ecosistemas en los territorios de actuación de la compañía.

Entre las iniciativas basadas en la investigación que lleva a cabo, se encuentra el programa de la Fundación Aquila de aprendizaje condicionado del águila perdicera e imperial –en peligro de extinción-, que tiene como principal objetivo que estas aves rehabilitadas o criadas en cautividad aprendan, antes de su liberación, a no posarse sobre los apoyos eléctricos.

Para ello, con el respaldo de la entidad, se ha construido en las instalaciones del centro de la Fundación Aquila en Lagartera, Toledo, un voladero en el que se ha instalado una torreta dotada de pastores eléctricos que facilitan el aprendizaje mediante estímulos eléctricos de baja intensidad. Además, se ha habilitado un sistema de seguimiento a través de vídeo para evaluar los resultados.

La Fundación Aquila realiza en colaboración con la Fundación Iberdrola este proyecto pionero en España, gracias a su conocimiento y colaboración de sus investigadores en otros proyectos internacionales donde este método ya ha sido probado con éxito.

Desde que entró en funcionamiento esta instalación, en agosto de este año, se ha completado con el éxito el entrenamiento de tres águilas jóvenes e iniciado el de una cuarta. Una vez completado el proceso, los ejemplares son marcados con un dispositivo de seguimiento por GPS, para su posterior puesta en libertad.

El urogallo cantábrico es otra especie en peligro de extinción en cuya recuperación colabora la Fundación Iberdrola, desde 2007, a través del proyecto LIFE+ Programa de acciones urgentes para la conservación del urogallo cantábrico financiado por la Unión Europea y coordinado por la Fundación Biodiversidad del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente. Esta iniciativa tiene como objetivo frenar el declive de esta subespecie exclusiva del noroeste de la Península Ibérica y fomentar su normalización. El área de actuación comprende 16 Zonas de Especial Protección para las Aves (ZEPA) de la Cordillera Cantábrica.

Con el apoyo de la entidad, este proyecto ha alcanzado en 2014 un importante hito con la cría en cautividad de cinco ejemplares en el centro de cría y reserva genética de Sobrescopio (Principado de Asturias), de ellos, tres hembras serán puestas en libertad. Los pollos, nacidos este verano, han recibido todo tipo de cuidados de cara a su supervivencia en el medio natural.

Así, se ha construido un parque de cría-voladero para favorecer el desarrollo de su musculatura de vuelo y mejorar su capacidad de selección de hábitats en libertad. Los pollos han convivido con una hembra adulta para que les enseñara cómo comportarse ante posibles depredadores. Además se han llevado a cabo otras técnicas para potenciar respuestas rápidas y adecuadas en estas situaciones, con el uso de un perro.

La suelta de estos ejemplares se llevará a cabo en los próximos días en el Parque Regional de Picos de Europa, en la provincia de León. Las hembras se encuentran ya en el parque de presuelta, de 500 m2, donde se están aclimatando al entorno natural en el que serán liberadas. Los tres urogallos han sido anillados y equipados con un radiotransmisor de collar, lo que permitirá realizar un control una vez liberados y evaluar su adaptación al nuevo ambiente.

También en Castilla y León, la Fundación Iberdrola ha comenzado a colaborar este ejercicio con el Plan de conservación del águila perdicera en los Arribes del Duero. A través del acuerdo alcanzado con la Fundación Patrimonio Natural de Castilla y León, el pasado mes de junio se llevó a cabo el marcaje de 6 pollos de esta especie, una de las rapaces ibéricas que mayor regresión ha sufrido en los últimos años.

Además, en el marco de este Plan la entidad apoya otras actividades, como actuaciones de mejora de hábitats para mantener y recuperar especies presa como el conejo silvestre y se alimentarán determinadas parejas con el objetivo de garantizar su éxito reproductor.

Programa Migra

Entre las iniciativas de apoyo a la biodiversidad con las que colabora la Fundación Iberdrola, destaca especialmente el programa La migración de las aves (Migra) de la Sociedad Española de Ornitología, SEO/BirdLife. Este innovador programa pretende conocer con detalle las rutas migratorias y las zonas de invernada de las poblaciones de aves presentes en España e investigar los posibles cambios de patrones, a través de la utilización de tecnología de última generación.

Para ello, SEO/BirdLife ha marcado con el apoyo de la Fundación distintas aves con emisores vía satélite y geolocalizadores. La información inédita recogida por estos dispositivos permite describir los movimientos de cada especie a lo largo de cuatro años.

La utilización de tecnologías de rastreo hace posible además compartir de forma gratuita los datos obtenidos y hacer un seguimiento de cada ejemplar en tiempo real a través de la web del proyecto (www.migraciondeaves.org). Actualmente, esta página cuenta con información de 240 ejemplares de 23 especies diferentes y con más de 476.200 localizaciones.

Cabe subrayar que la utilización de transmisores GPS supone un gran avance en cuanto al rigor y la cantidad de información que proporcionan frente al anillamiento tradicional. Tal es así, que de los diez millones de anillamientos llevados a cabo desde principios del silgo XX, sólo se han identificado 300.000 recuperaciones. Sin embargo, el programa Migra cuenta con localizaciones del ave varias veces al día.

Gracias a este gran volumen de información, Migra ha permitido conocer por primera vez las rutas migratorias y zonas de invernada de especies de las que apenas se disponía de información, como la carraca, la golondrina y el vencejo. Así mismo, ha puesto de manifiesto el cambio de hábitos migratorios de especies como la cigüeña, que cada vez con más frecuencia permanece durante el invierno en España alimentándose en basureros, o la golondrina común, que ha adelantado su regreso en primavera.

Desde que se puso en marcha esta iniciativa en 2011, SEO/BirdLife ha podido marcar con el apoyo de la Fundación Iberdrola un total de 257 aves de 13 especies diferentes, como águila calzada, buitre negro, carraca europea o milano real. De ellas 15 se realizaron el pasado ejercicio.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Lo más leído