Gonzalo Santonja: “Nosotros estamos para solucionar problemas, no para denunciarlos”

El consejero de Cultura, Turismo y Deporte anuncia que, en enero de 2023, empezarán los trabajos para solucionar las humedades en la Villa Romana de Camarzana de Tera

1 Comentarios

Gonzalo Santoja visita la villa romana de Camarzana. ICAL
Gonzalo Santoja visita la villa romana de Camarzana. ICAL

El consejero de Cultura, Turismo y Deporte, Gonzalo Santonja, consideró hoy que los problemas de humedades que sufre la Villa Romana ‘Orpheus’, de Camarzana de Tera, son “muy graves y necesitan una solución a la altura” y que ya hay una “línea de trabajo muy clara” para resolver la situación.

“Desde mi punto de vista, esto se tenía que haber hecho antes. No se ha hecho antes, pues lo tenemos que hacer nosotros. Me lamento de ello por lo que afecta al deterioro que ha tenido el patrimonio, no en otro sentido. Nosotros estamos para solucionar problemas, no para denunciarlos. Esa es nuestra voluntad. Y los problemas no se solucionan con ocurrencias ni con parches”, aseguró.

Gonzalo Santonja, quien recordó que lleva desde el pasado mes de abril, “prácticamente, desde mayo”, al frente de la Consejería, insistió en que “estamos en diciembre y ya tenemos los informes hechos y una línea de trabajo muy clara sobre un problema que se detecta en 2019” y apostilló: “Estamos empezando a encarar ahora la solución, aunque todavía quedan incertidumbres”.

El consejero hizo estas declaraciones en Camarzana de Tera (Zamora) durante una visita a la Villa Romana ‘Orpheus’, con motivo de la finalización de los estudios realizados para diagnosticar los problemas de humedades que afectan al yacimiento, detectadas en 2019.

“Vine aquí un poco preocupado porque, un par de semanas después de acceder a la Consejería, vi que había informes que hablaban de humedades a partir de 2019. La situación nos ha desbordado completamente con estas últimas inundaciones, que han sido verdaderamente desoladoras. Ahora estoy preocupadísimo pero también, esperanzado.

“Los informes son exhaustivos, científicos y muy rigurosos y, básicamente, coinciden. Veo que hay una posibilidad de, en poco tiempo, adoptar unas medidas que espero que den resultado. Si no lo dieran, habría que volver a replantear la situación pero hemos hecho lo que estamos obligados a hacer y lo que queremos hacer. Se junta la obligación con la devoción”, añadió.

En 2019, 2020 y 2022, se hizo una limpieza y una adecuación del conjunto del mosaico pero el problema persistió, por lo que este año se encargaron tres estudios diferentes, recurriendo a equipos especializados en los campos de la geología, la arquitectura y la conservación y restauración. Estas tres líneas de investigación que se vienen desarrollando desde el pasado mes de julio supusieron una inversión de 47.137 euros, según precisaron fuentes de la Consejería.

La entrada de agua en el recinto registrada desde el pasado mes de septiembre como consecuencia de las importantes tormentas registradas en la zona provocó la inundación del yacimiento, por lo que se hizo un encargo de urgencia para la eliminación y el secado del agua de las distintas estancias de la villa y para estimar la causa del problema, con un coste de 3.630 euros.

“Lo que ha sucedido este año son unas inundaciones de proporciones muy superiores En la zona hay algo que antes no sucedía y que ahora sucede, algo que se ha roto, que funciona mal. Vamos a empezar a trabajar en enero. Los informes dicen que hay conducciones de agua que pueden tener fisuras. Al parecer, tienen 50 o 60 años y se ha producido un deterioro”, explicó el consejero. “Lo primero es localizar la avería y solucionarla y lo podremos encarar enseguida. Dentro de uno o dos meses sabremos si esas medidas han dado resultado”, indicó.

En este sentido, Gonzalo Santonja recalcó que “estamos en manos de los técnicos y, a partir de ahí, los informes marcan lo que tenemos que hacer”.

Diagnósticos

Los estudios iniciales de los diagnósticos contratados indicaron que la villa “está construida sobre un nivel de arcillas poco permeables que genera un acuífero colgado, que coincide con el nivel más bajo del yacimiento” y que, debido a la pendiente natural del terreno, provoca que el agua fluya hacia el yacimiento de forma constante por lo que se puede empapar la superficie musiva en periodos de fuerte presencia de agua.

Por otro lado, la propia construcción de la envolvente y la urbanización de la zona pueden interrumpir este fluido natural del agua, reteniéndola en las zonas más bajas del yacimiento., según anotaron las mismas fuentes.

El diagnóstico sirve para definir el origen de los focos del daño que se constata sobre la superficie del yacimiento y marca la base de actuación a seguir para poder subsanarlos, según tres líneas de trabajo, concretamente, actuar en el acuífero colgado, minimizando los aportes de agua al subsuelo mediante la subsanación de los problemas de la envolvente y el secado del acuífero por medio de un pozo con líneas de tubos drenantes y reparar los focos de entrada de agua de la envolvente.

Para poder minimizar la entrada de agua hasta que se resuelva esta mejora del saneamiento, se está acometiendo en estos días una reparación puntual de urgencia de los entronques del desagüe del yacimiento y, una vez realizadas las actuaciones, se restaurarán los daños causados sobre el tejido musivo.

“Tanto el director general de Patrimonio como yo llevamos en el corazón todo el patrimonio arqueológico, histórico-artístico de Castilla y León y, para nosotros, es una preocupación absolutamente fundamental”, aseguró. “Tenemos muchos proyectos. Un proyecto de Castilla y León Romana y esta villa es la villa de la Junta de Castilla y León. Es extraordinaria, tiene muchísimo interés. Los mosaicos son verdaderamente maravillosos y tenemos que arreglarlo, Se hace con un análisis exhaustivo y,  partir de ahí. No vamos a escatimar ni tiempo ni dedicación. Queremos sacar esta villa adelante y estoy seguro de que podremos hacerlo”, concluyó.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído