La II edición de La Iberoamericana de Toro se celebrará del 1 de julio al 16 de octubre

El Reina Sofía prestará la obra de Ana Mendieta con cuatro piezas audiovisuales que la artista cubana creó en los años 70

Obras de Delhy Tejero en el Museo Reina Sofía
Obras de Delhy Tejero en el Museo Reina Sofía

El Museo Reina Sofía, el Museo Nacional Thyssen-Bornemisza, el Museo de Arte Contemporáneo de Madrid y el Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León (Musac) cederán obras de sus colecciones a La Iberoamericana de Toro (Zamora) durante su segunda edición, que se celebrará del 1 de julio al 16 de octubre. 

Es la primera vez que las obras de estas artistas salen de las capitales para presentarse al gran público en el medio rural y también la primera vez que comparten estos museos algunas de sus más preciadas obras para alimentar una exposición centrada en artistas iberoamericanas.

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía cede a la Iberoamericana de Toro durante su segunda edición cuatro piezas de videoarte digitalizadas de la cubana Ana Mendieta. Obras realizadas en 8mm, originalmente custodiadas en betacam, que la enigmática artista realizó en los años 70.

Las obras prestadas por el Reina Sofía son concretamente Burial Pyrámide, Yagul, Mexico (1974), Untitled - Blood sign #2 / Body Tracks (1974), Untitled - Blood and Feathers #2 (1974) y Corazón de roca con sangre (1975). Una fiel muestra de su inconfundible estilo en el que se instaló a base de experimentación en géneros de los que fue pionera, como el Land Art, Body Art o la Performance.

Delhy Tejero-El Museo de Arte Contemporáneo de Madrid custodia, entre otras, precisamente parte de la obra de la mujer que da nombre al premio honorífico de la Iberoamericana de Toro, la artista toresana por excelencia volverá así a la tierra que le vio nacer.

En su segunda edición la muestra albergará seis de sus obras que constituyen un heterogéneo conjunto de dibujos realizados entre los años 1940 y 1967. Concretamente Calle de Segovia desde las Vistillas (1942-1945), Cibeles de noche (1948-1950), Estadio Vicente Calderón (1966-1967), Nosotros-ellos (1940-1945), Sueño surrealista (1951) y Vista de Madrid (1960-1965).

Las cinco obras de Cristina Rodero seleccionadas para esta muestra pertenecen a la colección Recorridos fotográficos por ARCO. Cristina García Rodero, Premio Nacional de Fotografía, participó en este proyecto en la edición de 1990. Llama la atención de estas fotografías el interés que muestra la artista en la relación de las obras con el público.

La obra cedida de Leo Serrano pertenece a la serie Arabesque, inspirada en una investigación realizada por la artista sobre el paso de los ballets rusos de Diaghilev por la Alhambra. Al observar fotografías de esa época, pudo comprobar como los vestidos de la compañía entablaban un diálogo con la decoración de las paredes del palacio Nazarí en el que se inspira.

Además de las obras cedidas por dos de los grandes museos de Madrid, en la segunda edición de La Iberoamericana de Toro se dará una circunstancia curiosa: tendrá una comisaria invitada, Kristine Guzmán, que hará su propia propuesta en el espacio de la Casa de la Cultura de Toro.

Una muestra llamada ‘Tras las huellas de Humboldt”, enmarcada dentro del programa MUSAC OFF del Museo de Arte Contemporáneo de Castilla y León, que acoge obras de las artistas Natividad Bermejo, Bleda y Rosa, Lúa Coderch, María Lara, Gilda Mantilla, Lola Marazuela y Paco Mesa, Carme Nogueira y Laura Salguero.

Una selección inspirada en la vida y obra, pero sobre todo los viajes científicos de Alexander von Humboldt, un hombre adelantado a su tiempo, que aportó una nueva visión de la naturaleza desde las humanidades, la geobotánica, la zoología y la etnografía, entre otras. Comenzando por la idea misma del viaje, de exploración, de imaginar otras tierras u otras formas de vida, las ocho artistas en esta muestra observan, apuntan, clasifican y representan el mundo que ven o imaginan.

Con estos préstamos se da voz así, de una forma ejemplar, a una de las grandes reivindicaciones de la muestra, que es la descentralización de la cultura hacia el medio rural.

El éxito de la primera edición celebrada durante el verano de 2021 supuso que más de 30.000 personas fueron testigos de esta muestra sin precedentes que reunió más de 150 obras creadas por 30 artistas. En la presente edición la organización tiene el deseo de volver a superar sus expectativas convirtiendo de nuevo este enclave zamorano en un gran museo compuesto de salas históricas, como iglesias y espacios culturales que datan de los de los siglos XII y XV.

Otras novedades

Como ya adelantaron durante la presentación tanto el comisario de la exposición, Víctor del Campo, como el alcalde de Toro, Tomás del Bien, en esta edición crece el número de artistas en la sección general, mujeres que representan a importantes países de Iberoamérica en el campo de la creación cultural como lo son Perú, Argentina, Cuba, México, Portugal y España. 

Este año los Encuentros Delhy Tejero se van a centrar en estudiar, en dialogar y abordar cuál es la situación actual de las mujeres artistas en las colecciones de arte públicas de los museos, pero también las privadas.

Se suma un mes más de arte en las calles de este enclave castellano, hasta el 16 de octubre, para facilitar el acercamiento de los alumnos de colegios e institutos, con el objetivo de sensibilizar a los más jóvenes en pro de la igualdad y la cultura contemporánea.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído