La Junta envía información a los particulares afectados por los incendios para la extracción de la madera quemada

La Delegación Territorial ha remitido escritos a más de 1.500 propietarios de fincas con el procedimiento a seguir

Subasta de madera quemada por los incendios de Zamora
Subasta de madera quemada por los incendios de Zamora

La delegada territorial de la Junta en Zamora, Clara San Damián, ha iniciado la comunicación a los vecinos afectados por los incendios forestales acaecidos este verano en la provincia zamorana a través del envío de 1.500 cartas individualizadas informando sobre las Órdenes relativas a la saca de madera quemada, aprobada ya por la Consejería de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, que engloba a los grandes incendios forestales originados en los pasados meses de junio y julio.

Estas cartas responden a las demandas de información solicitadas por los vecinos de los municipios afectados por los incendios, principalmente cursadas en las propias oficinas de información y atención abiertas para dichas diligencias que se ubican en Villardeciervos y Ferreras de Abajo, respectivamente.

La responsable de la Junta, Clara San Damián, ha manifestado que “la Junta de Castilla y León, con esta correspondencia a los afectados, pretende dar respuesta a las inquietudes y preguntas requeridas por los vecinos zamoranos en materia forestal para la extracción de la madera quemada en fincas particulares situadas en las zonas de los grandes incendios de este verano de 2022”. San Damián ha indicado que “estas órdenes están publicadas en los Boletines Oficiales de Castilla y León (Bocyl) del día 12 de agosto y del 3 de octubre de este año”.

Las personas que están recibiendo dicha información son aquellas que la han solicitado y son propietarias de masa arbolada quemada, ubicadas en los siguientes municipios: Almaraz de Duero, Calzadilla de Tera, Faramontanos de Tábara, Ferreras de Abajo, Ferreras de Arriba, Ferreruela, Figueruela de Arriba, Friera de Valverde, Losacino, Losacio, Mahide, Manzanal de Arriba, Melgar de Tera, Micereces de Tera, Morales de Valverde, Muelas del Pan, Olmillos de Castro, Otero de Bodas, Pozuelo de Tábara, Pueblica de Valverde, Riofrío de Aliste, Rionegro del Puente, Santa Croya de Tera, Santa María de Valverde, Santibáñez de Tera, San Vicente de la Cabeza, Tábara, Vega de Tera, Villanueva de las Peras, Villaseco del Pan, Villardeciervos y Zamora.

El escrito recoge las directrices del procedimiento a seguir por los propietarios de masas arboladas dañadas por los fuegos para la extracción de madera quemada, que se traduce en los siguientes términos:

  • Es obligatoria la corta y retirada del monte de todo el arbolado de coníferas (principalmente pinos) afectado por el incendio.
    • No es necesario solicitar ningún tipo de autorización ni comunicación para la corta y extracción de la madera quemada.
    • Los tocones de los árboles cortados no deberán sobresalir más de 10 centímetros sobre el nivel del suelo.
    • Se deberá proceder a la extracción de todos los productos cuyo diámetro normal sea superior a 8 centímetros.
    • Quedan exentos de esta obligación aquellos pinos no afectados por el fuego y que presenten un estado vigoroso.
    • La madera cortada deberá ser retirada del monte en un período de tiempo no superior a 21 días desde su corta.
    • Estos trabajos deberán estar finalizados antes del 31 de marzo de 2023 en el caso del primer incendio de la Sierra de la Culebra y Valle del Tera, y del 31 de Julio de 2023 para el resto de los incendios (Ferreras de Abajo, Losacio, Losacino, Figueruela de Arriba y Almaraz de Duero).
    • El desembosque de los productos se realizará por las vías forestales existentes.
  • Se considera recomendable la corta de frondosas (principalmente encinas, robles y castaños) cuando la intensidad del fuego o el tipo de especie sean tales que no se prevea rebrote de las copas.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído