El municipio zamorano que organiza un campamento de verano pese a tener a solo un vecino censado menor de 18 años

Un bebé de 6 meses, el único habitante menor de 18 años en Matilla de Arzón.

Plaza del Rollo en Matilla de Arzón FOTO  Benavente Digital
Plaza del Rollo en Matilla de Arzón FOTO Benavente Digital

Matilla de Arzón con 165 habitantes ha mermado considerablemente su población en las últimas décadas, siendo ésta de avanzada edad, en sintonía al resto de los núcleos rurales. No obstante, en Matilla ha penetrado tímidamente un rayo de esperanza con la llegada de un bebé que, por cierto, es el único habitante menor de 18 años en esta localidad rica en historia y en otro tiempo numerosa población. De un registro de 629 habitantes hace un siglo, en el año 1920, el pico más elevado en el padrón se registraba en el 1950 sobrepasando los 700 habitantes, para ir descendiendo a un acelerado ritmo con la emigración de los años sesenta hasta llegar a los 165 actuales.

Esta es la circunstancia que le mueve al Ayuntamiento liderado por su alcalde Venancio Martínez a señalar que su pueblo, Matilla de Arzón, se resiste a no tener futuro. Y lo asegura quien ha promovido de la mano organizativa de Ancallor Servicios Sociales y la colaboración de empresas del municipio, el I campamento de verano. Ya se ha inscrito una treintena de niños y niñas que habitualmente residen fuera de Matilla, pero descienden de este pueblo y son los que ya vienen llenando sus calles de vida.

Este campamento de verano arranca su andadura el 2 de agosto para abrir hasta el 16 de agosto su gran abanico de actividades lúdicas, de ocio y didácticas.

Entre el programa a desarrollar por los pequeños figuran explicaciones sobre la rica historia de Matilla, actividades ligadas con la agricultura y la ganadería local o la ecología y el medio ambiente. Sin embargo, una de las tablas de este abanico programático se dirige a La Mata. Una gira cultural a ese terreno del término de Matilla, al otro lado del río Esla. Porque Matilla de Arzón claro que tiene río, ya que cabecea con el Cea a donde finalizan los terrenos de la dehesa La Mata. Esa superficie desconocida por la mayoría de los vecinos de Matilla y que ha estado liada con la propia historia de esta localidad.

El enclave de La Mata, del conde de Peña Ramiro Mariano Caro y Carvajal, ligado con el recientemente fallecido compositor musical Cristóbal Halffter debido al enlace matrimonial con su hermana Manuela Caro y Carvajal (ya fallecida) y con casa palaciega en Villafranca del Bierzo, ocupa en el término de Matilla una superficie de algo más de 500 hectáreas y se halla a 8 kilómetros del caserío de Matilla.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído