La propuesta de Ahora Decide para democratizar la producción eléctrica y desarrollo rural

Tras la polémica del vaciado del embalse las últimas semanas

2 Comentarios

Bajada de cota en el embalse de Ricobayo. ICAL (3)
Bajada de cota en el embalse de Ricobayo. ICAL (3)

Ahora Decide ha recordado que en las últimas semanas “hemos sido testigos, con gran indignación, de cómo Iberdrola vaciaba los embalses de nuestra provincia en aras de la maximización de sus ya de por si elevados beneficios. La producción eléctrica está en manos de un oligopolio en el que cinco empresas controlan la mayor parte de la producción eléctrica, pactando precios y presionando para que legislen a su favor y no en beneficio de los consumidores. En pocas palabras: adulterando el mercado”.

En los próximos años llegarán literalmente una lluvia de millones para la reconversión de la economía, industria, modelo energético, etc. El gran problema es que las grandes empresas del sector energético, que son también responsables en gran medida de las emisiones de CO2 causantes del efecto invernadero y del cambio climático, van a ser también las que se beneficiarán en gran medida del aluvión de euros que está por venir.

Ante esto, desde Ahora Decide proponen que con una pequeña parte de esa ingente cantidad de dinero se introduzca un cambio en el modelo de producción eléctrica que repercutirá muy positivamente en el medio rural. Básicamente consistiría en convertir a los pequeños municipios, por ejemplo, de menos de 1.000 habitantes (en Zamora de 248 municipios sólo 14 superan los 1000 habitantes) en productores de energía limpia sin la necesidad de instalar grandes parques solares que ocupen cientos de hectáreas y que en muchos casos (aunque no en todos) suponen un gran impacto ambiental y la alteración de valiosos ecosistemas.

La primera parte de la propuesta consiste en una instalación fotovoltaica de entre 1 y 2 hectáreas en terrenos de los ayuntamientos y de la que serían titulares los mismos. De esta manera, los Ayuntamientos, se convierten en productores de energía eléctrica.

La segunda parte se acometería con los beneficios obtenidos del huerto solar. Los ayuntamientos subvencionarían a los vecinos con instalaciones fotovoltaicas (también se podrían incluir termo solares) en función del dinero disponible y de las solicitudes que haya, pero que podría variar entre un 20% y un 40% del coste de la instalación, no siendo incompatible con la concesión de subvenciones para la misma instalación por parte de otras administraciones o entes públicos.

Lo óptimo sería que vecinos y ayuntamiento formaran una especie de cooperativa de producción eléctrica.

Para completar el proyecto, “cooperativas” de distintos municipios se podrían unir en un ente mayor para así tener mayor capacidad de negociación no solo en la venta de energía sino también a la hora de abaratar los costes de mantenimiento.

¿Qué objetivos se consiguen?

Por una parte, la generación de energía renovable, sobre todo en periodos como el verano donde el consumo se dispara a la par que los precios, tal y como estamos presenciando en las últimas semanas. Esto, a medio plazo, ayudaría a reducir el recibo eléctrico ya que la energía fotovoltaica tiene unos costes de producción bajos. Se consigue democratizar la producción de energía restándole algo de poder al oligopolio eléctrico.

No necesita de grandes obras o grandes espacios, solo una parcela de tamaño medio y tejados, de todo lo cual la España abandonada está sobrada. Se generarían puestos de trabajo en la actividad económica relacionada con el sector. Los vecinos conseguirían unos ingresos extras de los retornos. Un complemento a la economía doméstica sobre todo en aquellos municipios (la mayoría) que no están destinados a ser parques temáticos para turistas.

Poner en valor la importancia del mundo rural en la transición energética, en la lucha contra el cambio climático y en que otro modelo de gestión energética es posible a parte del impuesto por el oligopolio del sector. No se puede cambiar este modelo de pocos grandes productores, pero si complementarlo con muchos pequeños productores.

Por todo lo anterior, lo que Ahora Decide propone es “la introducción de un cambio en el modelo de producción que repercuta de una manera positiva en el medio rural, que esto no sirva como excusa para que los grandes de siempre ganen lo que los vecinos de nuestros pueblos pierden por no tener representantes de altura en las administraciones”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído