Siete municipios de Zamora, en el punto de mira ¿El camino a la desaparición o un halo de esperanza?

En el padrón municipal la cifra de población es menor de 50 personas

Ayuntamiento de Fuentesecas
Ayuntamiento de Fuentesecas

La sangría poblacional persiste en Zamora y después de que ayer miércoles se declararan oficiales las cifras del padrón municipal referidas a 1 de enero de 2022 con una pérdida de población en el conjunto de la provincia de más de 1.500 personas, hay municipios que penden de un hilo aunque, por el contrario, todos ellos han aumentado mínimamente el número de empadronados respecto al año anterior.

En concreto, hay siete municipios de Zamora que con las últimas cifras del padrón permanecen por debajo de los 50 habitantes, cifras devastadoras que llevan a pensar si en poco tiempo quedarán desiertos, pero por el contrario, todos ellos han experimentado un aumento de empadronados en un año con entre cinco y dos personas más en cada uno.

Se trata de Fuentesecas que cuenta con 48 habitantes en el padrón (cuatro más que el año anterior); Matilla la Seca con 36 (tres más que el año anterior); Pobladura de Valderaduey con 37 (dos más); Prado con 47 (uno más); Quintanilla del Olmo con 44 (dos más); Villageriz con 45 (tres personas más); y Villar de Fallaves con 46 (dos más que el año anterior).

Otros como Molezuelas de la Carballeda han superado la barrera de los 50 empadronados, en concreto con un total de 51, tras sumar cinco personas en un año.

 

 

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído