Suárez-Quiñones rechaza dimitir y reconoce que ha habido momentos de "bastante tensión"

El consejero ha hecho especial hincapié en la influencia de los episodios meteorológicos extraordinarios y en un "problema global" que no entiende de operativos y de fronteras

EP

6 Comentarios

Imagen de archivo del consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones
Imagen de archivo del consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones

El consejero de Medio Ambiente, Vivienda y Ordenación del Territorio, Juan Carlos Suárez-Quiñones, ha rechazado este jueves la posibilidad de presentar su dimisión tras la ola de incendios forestales que ha afectado a la comunidad autónoma de Castilla y León y que, según ha evidenciado, él no ha encendido cuando sí está trabajando "más que nunca" para apagarlos, para buscar soluciones y para ejecutar el programa de Gobierno.

"Como es obvio no he dimitido porque no estoy aquí", ha aseverado Suárez-Quiñones en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno en la que ha acompañado al portavoz, Carlos Fernández Carriedo, para informar sobre la situación de los incendios activos en Cebreros, en Ávila, y en la comarca leonesa de Ponferrada.

A preguntas de los periodistas sobre si la Junta se ha visto "sobrepasada" por las circunstancias, el consejero ha reconocido que se han vivido "momentos de mucha tensión" --"bastante", ha aseverado en otro momento-- como consecuencia de unas condiciones meteorológicas que, en algunos casos, han dejado fuera la capacidad de extinción de las llamas.

El consejero, que comparecerá el lunes 25 en las Cortes para informar sobre el incendio que afectó a la Sierra de la Culebra, en Zamora, ha apelado a la prudencia para precisar todavía las hectáreas que han ardido en esta segunda oleada de incendios y ha recordado, a modo de ejemplo, que en el de la Sierra de la Culebra se llegó a hablar de 32.000 hectáreas quemadas que finalmente fueron "algo más de 24.000", por lo que ha aconsejado esperar a conocer la determinación técnica.

Preguntado por la ausencia de visitas del presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, y del propio consejero a las zonas afectadas por los incendios en Zamora, que sí visitó por el fuego en la Sierra de la Culebra, Suárez-Quiñones ha defendido las presencias que aporten algo frente a visitas de "fotografías y paripés" que, según ha considerado también, pueden llegar a molestar en la labor que se lleva a cabo en el puesto de mando avanzado. "Hemos estado donde hemos tenido que estar, aportaba y sumaba no para hacer un paripé", ha sentenciado.

Suárez-Quiñones ha hecho especial hincapié en la influencia de los episodios meteorológicos extraordinarios y en un "problema global" que no entiende de operativos y de fronteras por lo que ha secundado la petición de una Conferencia de Presidentes concreta para, entre otras cosas, mejorar la coordinación.

Finalmente, respecto a su comparecencia en las Cortes del lunes ha considerado que habrá "opiniones de distinto signo", algunas de buena fe y otras determinadas por "el uso político y sindical" que, según ha considerado, responden a "verdades parciales, subjetivas y de parte" por lo que ha defendido la necesidad de aportar los datos técnicos y de separar el plano del operativo del plano de los medios que han operado.

 


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído