El TSJ de Castilla y León desestima el recurso de apelación de los concejales del PP de Benavente respecto a la composición de las comisiones informativas

La decisión de reducir de 7 a 5 concejales las comisiones informativas para ahorrar costes municipales y equilibrar las indemnizaciones que perciben los ediles, especialmente la de los vocales, ni es nula de pleno derecho ni anulable porque no se cometió ninguna infracción, tal como recalca el equipo de Gobierno.

Luciano Huerga comparece ante los medios
Luciano Huerga comparece ante los medios

El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León ha desestimado el recurso de apelación interpuesto por los concejales del Partido Popular de Benavente contra la sentencia del Juzgado de lo Contencioso-Administrativo de Zamora que daba la razón al Ayuntamiento de Benavente en lo relativo al número de concejales que componían las comisiones informativas aprobado por acuerdo del Pleno el 5 de julio de 2019. De tal forma, la sentencia ratifica que el equipo de Gobierno del Ayuntamiento de Benavente no vulneró ningún artículo del Procedimiento Administrativo Común de las Administraciones Públicas; ni la Ley de Bases de Régimen Local; ni el derecho de participación de los ciudadanos en las comisiones informativas a través de sus representantes; ni la Jurisprudencia del Tribunal Constitucional sobre la composición de estas comisiones.

Tras ser desestimada por el Contencioso-administrativo de Zamora, el grupo municipal popular, interponía un recurso de apelación contra la creación y el reparto de concejales en las comisiones informativas del Ayuntamiento alegando falta de proporcionalidad en dicho reparto. A diferencia de lo que denunciaban estos concejales, el tribunal considera que ni se ha vulnerado la proporcionalidad fijada en la LBRL ni la tarea de oposición se ha visto desnaturalizada o impedida.

Asimismo, la sentencia recoge de forma literal un extracto muy aclaratorio de la actitud y pretensiones de los concejales populares: “Sin duda, la posición de la recurrente supone imponer al grupo político mayoritario su particular concepción de lo que ha de ser correctamente proporcional, y ello pugna con la potestad de autogobierno que la Constitución Española reconoce a las entidades locales. No basta una mera proporcionalidad aritmética, sino que también lo ha de ser por grupos políticos. Y si el número de miembros ha sido modificado, esa proporcionalidad aritmética también deberá adecuarse. Cierto es que cuanto mayor sea el número de miembros, mayor exactitud de la representación se alcanzará, pero ello no permite la imposición de un número concreto de miembros al alcalde, sino sólo una fijación de máximos y/o mínimos, que es lo que la LBRL y el ROF hacen”.

Nuevamente, la justicia da la razón al Ayuntamiento de Benavente, lo que garantiza el consiguiente ahorro de dinero público tras la medida de reducción en el número de concejales de las comisiones informativas, al haber pasado de 7 a 5 componentes, y cuyo objetivo fundamental era la contención del gasto político (una cantidad estimada superior a los 40.000 € durante todo el mandato 2019-2023), una decisión que no compartían los concejales recurrentes del PP.

Desde el Equipo de Gobierno se lamenta el empecinamiento del grupo municipal popular en acudir a la vía judicial, más si cabe, cuando entre sus filas cuentan con una portavoz con formación jurídica que conocía de primera mano y desde el primer momento que el Ayuntamiento de Benavente, y los técnicos municipales, estaban emitiendo una resolución acorde a derecho, tal y como así han ratificado tanto el Juzgado de lo ContenciosoAdministrativo de Zamora como el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León. Esta resolución supone una “deslegitimación en toda regla de la estrategia política y de la actividad del PP de Benavente en general y de su portavoz en particular”.

Asimismo, el alcalde, en nombre del equipo de Gobierno Municipal ha querido manifestar su respeto y satisfacción por el fallo favorable de la sentencia para el Ayuntamiento de Benavente: “La sentencia viene a confirmar que el reparto era correcto, totalmente legal y que los concejales del PP carecían de razones legales reales para impugnar o poner en duda la composición de las comisiones informativas". Asimismo, ha añadido que “tras este nuevo revés judicial, y una vez más, seguimos ofreciendo tender puentes de entendimiento y la vía del diálogo a los concejales de la oposición y les pedimos que abandonen la estrategia de la confrontación constante y de la judicialización estéril de la vida municipal. Estamos ante un momento histórico en que se necesita trabajar de forma conjunta en alcanzar consensos sobre las cosas verdaderamente importantes que afectan a nuestra ciudad, a fin de intentar mejorar la vida de nuestros vecinos y vecinas. Sinceramente, esperamos que de una vez por todas recojan el guante del diálogo y se sumen a la tarea de buscar y adoptar soluciones a los retos del futuro de Benavente”.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído