Villaveza del Agua celebra el 225 baile de ánimas

Una de las tradiciones más longevas de la comarca vuelve a reunir a decenas de vecinos con motivo del Día de Los Santos

Villaveza del Agua
Villaveza del Agua

Si hay una tradición, una fiesta que se considere verdaderamente tradicional en la comarca de Benavente, con siglos de historia, es la del baile de las ánimas en Villaveza del Agua. Se sigue celebrando la fiesta más señera del Valle del Esla, en la localidad de Villaveza el Agua, con nada más y nada menos que 225 años de historia.

Sin embargo, los actos lúdicos parejos a esta festividad del baile de las ánimas se dejaron de celebrar durante un tiempo, centrándose únicamente en los religiosos. Un hito en el calendario vino a sellar en rojo la intrahistoria local ya que, coincidiendo con el bicentenario, en el año 1997, se retomaban los festejos puesto que hasta años atrás los actos lúdicos se habían dejado de organizar centrándose únicamente en el novenario de difuntos con el catafalco en la nave central de la iglesia, una misa en memoria de los fallecidos, la visita al cementerio y el reparto a los cofrades por parte de la mayordomía de las bollas de pan y del vino.

En Villaveza del Agua, la fiesta de Ánimas se celebra tradicionalmente el domingo posterior al Día de Todos los Santos, en este caso el domingo 6 de noviembre. No obstante, y aprovechando el puente festivo con la llegada de vecinos y familiares residentes fuera de la localidad se ha organizado por el Ayuntamiento, este sábado 29 de octubre, una parrillada en el pabellón y el baile de las ánimas amenizado por el grupo musical Divertimento. En la jornada del domingo posterior a la fiesta de Todos los Santos la cofradía se encarga de la celebración con una misa y renovación de los cargos del órgano cofrade, de los cargos de mayordomo, juez y monitor que siguiendo la tradición «corre la vez» el turno de presidencia anual entre sus miembros. Será el domingo siguiente, el 13 de noviembre cuando toma posesión el nuevo mayordomo que en este caso le corresponde al alcalde, Eugenio Donado, quien se encargará del reparto de castañas como viene siendo habitual.

La cofradía de las Benditas Ánimas del Purgatorio de Villaveza del Agua era constituida en el año 1797, aunque los estudiosos determinan su origen posiblemente un siglo anterior. La sede del órgano cofrade radicaba en la propia iglesia parroquial gozando de una capilla. Ya en el siglo XVI, Villaveza del Agua disponía de un buen número de cofradías. En los libros de fábrica de la iglesia, en el Archivo Diocesano de Zamora, se detalla la existencia de ocho cofradías, algunas de ellas se extinguieron en 1673 o en 1685. Otras permanecieron en el tiempo quedando la de las Benditas Ánimas del Purgatorio desde el año 1797.

Según fuentes documentales recogidas por el presbítero de Villaveza, Emilio José Prieto González (1874–1957), quien donó un manuscrito con la historia de la parroquia y del pueblo en base a los libros de fábrica y cofradías, desde la segunda mitad del siglo XVI y hasta finales del siglo XVIII se detallan ocho órganos cofrades. En Villaveza del Agua se registraron las cofradías del Santísimo Sacramento, Santo Tirso, San Bartolomé, San Blas,  de los santos Mártires, Nuestra Señora del Rosario, de la Cruz y la de las Benditas Ánimas.

Por su parte, la estudiosa Pilar Valderas Sastre ha logrado analizar los documentos en el Archivo Diocesano de Zamora apuntando a una incierta data fundacional de la cofradía de las Benditas Ánimas del Purgatorio. Su existencia está ya documentada en una visita que realizó el visitador a la parroquia en los años de 1648, 1650 y 1672. No obstante, se conoce que se modificaron las ordenanzas en el año 1799, de ahí la fecha que nos ha llegado de su fundación en el año 1797, aunque se cita ya de su existencia un siglo anterior.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído