El recinto ferial IFEZA acogía este viernes uno de los eventos sociales más importantes del año. Y es que a partir de las ocho y media de la tarde se desarrollaba una nueva edición de la Gala de entrega de los Premios Fundación Científica Caja Rural de Zamora. Un evento al que acudieron cientos de personas y sobre todo importantes personalidades de diferentes ámbitos de la sociedad zamorana. Todo para homenajear a diferentes personas, empresas, colectivos o instituciones que a juicio del jurado de los premios merecen ser destacados como los mejores del año por una u otra razón.

Era en el mes de mayo cuando la Fundación Científica Caja Rural fallaba los premios que otorga de manera anual. Entonces, el responsable de la Fundación, Feliciano Ferrero, daba a conocer todos los galardonados que recibían su reconocimiento este viernes. Los miembros de la comisión, tal y como desvelaban en su momento, tenían sobre la mesa una quincena de propuestas de las que finalmente eligieron cinco. Y es que aunque los Premios de la Fundación Caja Rural tienen habilitadas hasta ocho categorías diferentes, no siempre se cubren todas. Tal es el caso de este año, cuando el Patronato ha decidido entregar los premios de ‘zamorano del año’, ‘zamorano ilustre’, ‘cultural y tradiciones’, ‘valores humanos’ y ‘mundo rural’.

En el apartado de ‘zamorano del año’, la Fundación Caja Rural entregaba el galardón a la Semana Santa de Bercianos. “El motivo es por la labor realizada en los últimos años para dignificar la Semana Santa de esta localidad, en especial la procesión del Santo Entierro que representa un evento semanasantero del mundo rural muy importante, que evoca la honda pasión de sentimientos dormidos que renacen en esta época del año”, explicaba en su momento el responsable de la Fundación, Feliciano Ferrero.

Por su parte, el premio de ‘zamorano ilustre’ recaía en Emilio Clavo Lumbreras. “Ha sabido aunar dedicación, trabajo y vinculación de sus trabajadores en las fábricas de Tordesillas y Cangas, exportando sus productos a Portugal, Francia, Alemania o Brasil”, argumentaba Ferrero. Además, el premio ‘cultura y tradiciones’ iba a parar este año a las manos de la Federación de Asociaciones ‘Espigas’ “por dinamizar la actividad cultural y tradiciones”.

El premio ‘valores humanos’ se destinaba a los Bomberos de Zamora pertenecientes al Ayuntamiento de Zamora “como reconocimiento de solidaridad y gratitud a este colectiva que arriesga su vida por todos los ciudadanos con su ejemplaridad, generosidad, compromiso, apoyo y profesionalidad”.

Por último, el quinto galardón que se entregaba en esta décimo novena edición de los Premios Fundación Caja Rural era ‘mundo rural’ y recaía en la IGP Garbanzo de Fuentesaúco por ser “una leguminosa conocida y apreciada desde la antigüedad que se cultiva no solo en Fuentesaúco sino también en 22 términos municipales de la comarca zamorana de La Guareña”.

 


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído