VÍDEO | Enrique, el zamorano al "que comparan” con Nacho Vidal, plantado en First Dates Café

Inma, su cita, lo ha dejado plantado antes de concluir el encuentro

Enrique, el primer zamorano en First Dates Café
Enrique, el primer zamorano en First Dates Café

First Dates Café se estrenaba en Cuatro el pasado 13 de diciembre con Jesús Vázquez como presentador y poco ha tardado un zamorano en acudir al programa en busca del amor, si bien la cita no ha sido como esperaba e Inma, la mujer con la que ha protagonizado el encuentro, lo dejaba plantado antes de concluir.

Enrique, zamorano de 48 años e ingeniero de caminos, se ha molestado cuando Inma lo ha dejado plantado antes de concluir señalando que “lo que menos me ha gustado de ella ha sido como ha acabado la cita, porque yo he estado todo el rato respetuoso, cordial, dando conversación cuando desde el primer momento estaba incómodo, y de repente, no sé si por sentirse superior a mi o lo que sea, se ha levantado cuando nos quedaban 10 minutos que podíamos haber tomado el café, yo haberme tomado el chupito que había pedido y todos contentos, es lo que menos me ha gustado, menos incluso que su físico”.

Pero eso era el final de una cita en la que el físico ha tenido el protagonismo en todo momento. Mientras Enrique alardeaba de su parecido con algún actor: “Dicen que me parezco a Nacho Vidal pero de cintura para arriba como mucho, no quiero crear falsas expectativas”, Inma se interesaba por saber que había opinado de ella a lo que Enrique desvelaba que no le había gustado físicamente “porque no es lo que venía buscando, yo puse unos prototipos y parece que me han puesto todo lo contrario, a mi siempre me han gustado las mujeres morenas e incluso latinas”.

Ante esta respuesta Inma le hacía saber que para ella el físico es lo que es, “yo pido una persona que me haga reír”, a lo que el zamorano le contestaba que “para reírme me pongo unos chistes o me pongo una serie de humor”, con lo que ella ya había decidido que no le gustaba su “falta de sensibilidad a la hora de decir las cosas”.

Antes, Enrique había ido al baño y comentaba por teléfono con un amigo que pensaba que le habían gastado una inocentada preguntándole si le habían rellenado la ficha bien porque “me han puesto una rubia, de 1,40, con gafas y que pesa 100 kilos, me he quedado flipado”.

Ante la sucesión de todos los hechos, Inma hablaba con su hija en el baño y, antes de concluir la cita, le espetaba a Enrique “Estoy pensando que esto no cuaja, lo dejamos ya así”.

Puedes volver a ver parte de la cita aquí:

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído