La Guardia Civil ha controlado a 32.869 vehículos en las carreteras de Castilla y León y ha formulado 232 denuncias por infracción a la normativa, lo que supone un 0,71%, durante la campaña de la Dirección General de Tráfico (DGT) de especial vigilancia del uso del cinturón de seguridad y sistemas de retención infantil (SRI) en los vehículos, que se ha desarrollado entre el lunes 7 y el domingo 13 de septiembre. En Zamora fueron 2.074 los vehículos controlados y 19 (un 0,92%) las denuncias formuladas

En la anterior campaña de estas características, que la DGT realizó entre los días 9 y 15 de marzo de 2015, en las carreteras de Castilla y León la Guardia Civil controló el uso del cinturón y sistemas de retención infantil en 50.272 vehículos (4.644 en  Zamora) formulando un total de 468 denuncias, el 0,93% (16 en Zamora, el 0,34%).

No llevar puesto el cinturón de seguridad o no proteger a los menores cuando circulan en un vehículo con los sistemas de retención adecuados a su peso, estatura y edad es uno de los principales factores de riesgo en la carretera junto con la velocidad y conducir bajo los efectos del alcohol y/o drogas.     

RAZONES DE SU USO

Llevar puesto el cinturón de seguridad es simplemente elegir no morir innecesariamente en la carretera.  Además…

-A 80 km/h un choque frontal sin llevar puesto el cinturón de seguridad, suele llevar aparejado resultado de muerte o lesiones graves.

-Reduce hasta un 50% determinadas lesiones tanto del conductor como del pasajero en caso de accidente.

-Protege de salir despedido del habitáculo, así como de impactar contra el parabrisas.

-Complementa la eficacia del airbag, ya que este dispositivo por sí solo no es eficaz y ha sido pensado para funcionar de forma complementaria.

-En un impacto frontal, la probabilidad de que un ocupante de los asientos de atrás golpee mortalmente a otro pasajero de los asientos de delante puede ser de hasta 8 veces mayor.

-Reduce hasta cinco veces la posibilidad de resultar herido grave o muerto en accidente en casco urbano si se lleva puesto.

Y si todas estas razones no son suficientes, no llevarlo supone una infracción grave que tiene aparejada una sanción económica de 200 euros y la retirada de 3 puntos del permiso de conducir.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído