Cinco mastines cercan a una mujer y a su perro, que queda malherido, en Sanabria: “La gente tiene miedo de salir a pasear o a correr”

Los vecinos viven con temor ante una situación que cada vez se agrava más y “arriesgan su vida cada vez que salen de casa”

El perro herido por los mastines en el último ataque
El perro herido por los mastines en el último ataque

Este verano salía a la luz el temor existente entre los vecinos de San Juan de la Cuesta, en la comarca de Sanabria, ante la presencia de una jauría de mastines pertenecientes a un ganadero que habían llegado a atacar incluso a un niño de 14 años y a su perro en la localidad cercana de Rozas. Pero la situación que viven los vecinos de estas localidades es cada vez más insostenible y, aunque estos hechos se conociesen este verano, llevan viviendo con temor varios años y la situación se extiende a los pueblos limítrofes de Cervantes y Rozas.

El martes pasado Remedios González, una vecina de San Juan de la Cuesta, fue atacada de nuevo por estos cánidos “que son peores que los lobos” y su perro sufrió las consecuencias más graves. La vecina, en declaraciones a Zamora24Horas, ha relatado que bajaba por una ladera y han aparecido dos de los mastines, cogió a su perro 'Risco' por el collar y comenzó a bajar todo lo rápido que pudo pero aparecieron otros tres y los cercaron.

La vecina intentó defenderse con un palo y con piedras, pero los mastines ya se habían cebado con su perro, que finalmente salió huyendo mientras Reme perdió el cesto que llevaba y el palo. La vecina buscaba a su perro desesperadamente pensando que lo habían matado pero finalmente la llamó su hermana que había aparecido sangrando en su casa y estaba malherido con mordeduras en el tronco, cuello, extremidades y escroto, por lo que lo trasladó al veterinario y ha interpuesto una denuncia.

Una de las heridas de Risco
Una de las heridas de Risco

“Todavía tengo el susto en el cuerpo. Pensé que me lo habían matado” lamenta Reme mientras su perro se recupera poco a poco de las heridas sufridas y señalando que en esta ocasión no los oyó ladrar antes y comenzaron a ladrar justo cuando estaban encima de ella para después seguir a su perro hasta dentro del pueblo.

La situación cada vez es más compleja ya que Reme señala que “estamos todos metidos en casa, estamos con miedo todo el tiempo y la gente tiene miedo de salir a pasear o a correr” y añade que siempre están pendientes de oírlos para poder ir hacia una zona u otra y tienen que ir provistos de palos. “No es de recibo, son una amenaza y en otros pueblos hay ganado y hay perros y no pasa nada, nosotros tenemos que ir a otros pueblos para poder pasear”.

Reme recuerda que ha habido varios ataques, ya mataron a una perrita y una vecina también fue mordida en el muslo, así como otro vecino era cercado por los mastines hace un par de meses también. Ante todos los hechos que han ido viviendo, todos los vecinos de la localidad realizaron un escrito que presentaron en el Ayuntamiento, la Diputación y la Junta, pero de momento no han sabido nada al respecto.

Los vecinos no entienden que los mastines, propiedad de un ganadero de la zona, sigan estando sueltos y que campen a sus anchas con total impunidad puesto que “no van con el ganado en muchas ocasiones y cuando se pone una denuncia, se lo comunican al ganadero y a éste le da igual porque dice que para eso tiene el seguro”.

Reme no concibe que los vecinos de este pueblo “arriesguen su vida” cada vez que salen y muestra impotencia ante esta situación diaria: “Es que tú vives aquí, no has venido para un rato, y el problema es constante. Están esperando a que maten a una persona”, concluye.

En el siguientre vídeo se puede ver cómo los mismos mastines que atacaron a esta vecina rodean a otro habitante que también vive cerca de la granja de este ganadero.

Los mastines cercan a un vecino

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído