La Navidad de este 2017 se convierte en la antesala del que será un cierre de año marcado por la inestabilidad. Las primeras lluvias de está borrasca que se aproxima podrían hacer acto de presencia desde la una de la tarde desapareciendo hasta primera hora de la noche cuando volverán a hacer acto de presencia.

Las precipitaciones vendrán acompañadas de temperaturas que oscilarán entre los 10 grados de máxima y un grado bajo cero de mínima. Temperaturas a priori no muy bajas pero, la sensación térmica, será de menor temperatura.


Este panorama meteorológico empeorará de cara a las próximas jornadas. Ya mañana, se activará en la provincia la alerta amarilla por fuerte viento que estará acompañado de precipitaciones durante toda la jornada. Estas lluvias esperadas en la capital se convertirán en nieve en las zonas altas de la provincia.



Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído