Persecución en la N-122 en Zamora tras fugarse de un control de forma temeraria

El conductor se dio a la fuga tras darle el alto para la notificación de una infracción

Imagen de la Guardia Civil de Tráfico
Imagen de la Guardia Civil de Tráfico

La Guardia Civil está comprometida con la disminución de la siniestralidad en las carreteras españolas. Para ello desempeña las funciones que la legislación le encomienda de vigilancia y control del tráfico y del transporte en las vías públicas interurbanas.

En el marco de las actuaciones llevadas a cabo por el Subsector de Tráfico la Guardia Civil de Zamora en prevención de la comisión de delitos e infracciones relacionadas con la Seguridad Vial, el pasado día 19 de septiembre de 2022 agentes de la Guardia Civil intentaron interceptar un vehículo tipo turismo que circulaba sin haber pasado la correspondiente inspección técnica por la carretera nacional N-122 (Zaragoza-Portugal) con dirección hacia la localidad de Toro.

Cuando su conductor fue requerido por los Agentes de la Autoridad para que detuviera su marcha, éste aceleró de forma repentina para darse a la fuga, dando inicio al seguimiento del vehículo. Los agentes observaron cómo durante varios kilómetros el conductor del turismo realizaba adelantamientos antirreglamentarios, tanto en tramos rectos como curvos, obligando al resto de usuarios de la vía a tener que parar sus vehículos o apartarse a los márgenes derechos para evitar una posible colisión. Los Agentes, con el fin de salvaguardar la integridad y seguridad de los usuarios de la vía, desistieron en ese momento de su seguimiento.

Agentes del Grupo de Investigación y Análisis del Tráfico (G.I.A.T.) de la Guardia Civil de Zamora continuaron con las oportunas gestiones para localización del conductor, procediendo a notificarle una vez identificado, el pasado 19 de octubre de 2022 que era investigado como presunto autor de un delito contra la Seguridad Vial al conducir un vehículo a motor con temeridad manifiesta y poniendo en concreto peligro la vida o la integridad de las personas.

Para este tipo de conducción temeraria el Código Penal recoge la pena de prisión de seis meses a dos años y privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior uno y hasta seis años. La Guardia Civil remarca la colaboración ciudadana y pone a su disposición el número de teléfono 062 o si lo prefiere también el servicio de alertas app Alertcops; cualquier información que desee facilitar o colaboración en el ámbito de la seguridad ciudadana, vial, del patrimonio o medio ambiental es tratada de manera discreta y anónima.

 

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Hoy en Portada
Lo más leído