El Servicio de Emergencias Castilla y León 1-1-2 recibía una llamada a la una y media de la madrugada que solicitaba asistencia médica para tres personas que se encontraban en una vivienda de Lobeznos, en el término municipal de Pedralba de la Pradería (Zamora), y que presentaban mareos y taquicardía.

La sala de operaciones del 1-1-2 daba aviso del incidente a Emergencias Sanitarias -Sacyl, que enviaba una UVI móvil y una ambulancia de soporte vital básico. Ya en el inmueble, el personal de Sacyl avisaba de que se detecta alta concentración de gas monóxido de carbono, cuyo origen probable puede ser un brasero. El 1-1-2 avisa del cambio de situación a la Guardia Civil (COS) de Zamora, que enviaba una patrulla al lugar. Quedan informados, asimismo, los bomberos de Rionegro del Puente, si bien no se requiere de su intervención.

Por su parte, los facultativos de Sacyl atendían finalmente a siete personas que presentan síntomas de inhalación de gas, cinco mujeres de 39, 28, 26, 24 y 11 años, y dos niños de 7 años y once meses, a quienes se trasladaban al Complejo Asistencial de Zamora más tarde en ambas ambulancias.

Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído