“Van a pasar siglos hasta que se recupere la zona, hay gente que lo ha perdido todo. Zamora parece que no importa”

Hablan los vecinos de la Sierra de la Culebra tras las peores horas vividas.

Las desoladoras imágenes de la Sierra de la Culebra tras el incendio
Las desoladoras imágenes de la Sierra de la Culebra tras el incendio

Este domingo casi la totalidad de las localidades desalojadas han podido volver a casa y contemplar las nefastas consecuencias del incendio para la zona, para sus propios hogares y para muchos, su modo de vida.

Los sentimientos de los vecinos van desde la pena, a la impotencia, pasando por el agradecimiento a los servicios de extinción y el enfado con las administraciones puesto que han sentido que la provincia no importa.

Pero, no solo está la vivencia de quien ha sido testigo de las llamas desde el horizonte, también hay vecinos de la zona que se encontraban fuera y han vivido la angustia a través de lo que le enviaban los propios vecinos y todo lo que se ha ido colgando en redes sociales, así como el seguimiento en directo realizado por Zamora24 horas.

Este es el caso de M. Rodríguez, propietaria de la casa rural Tozoloslobos en Otero de Bodas, quien además nació y se crió en la localidad, pero estos días ha seguido el incendio desde la distancia.

“La sensación era de impotencia total e incluso de culpabilidad por no poder estar allí y ver como los vecinos tienen que proteger las casas y como el fuego avanzaba”, asegura Rodríguez, tras volver hoy al sitio que la vio nacer, pero que la recibe de forma totalmente distinta.

“Venía con mi madre en el coche, y una cosa es las fotos que nos han mandado y otra es verlo. A partir del cruce de Litos, el olor a humo ya inunda el coche, se ve todo quemado, y es una profunda tristeza ver este panorama, nada es igual a lo que conocíamos”, asegura a este medio emocionada.

Una emoción que se traslada al resto del pueblo como ella misma asegura: “Van a pasar siglos hasta que la zona pueda recuperarse. La gente aquí vive de la ganadería, de la agricultura, de los animales...muchos lo han perdido todo”, asegura.

“Los vecinos, detrás de esa desolación, están cabreados. Porque aseguran que parece que Zamora no importa”, nos traslada M.Rodríguez tras su llegada más triste a la localidad que le vio nacer.

 Su madre, con quién hoy compartía el trayecto en una verdadera carretera al infierno asegura como se han vivido muchas horas de “angustia, desesperación, impotencia y rabia. Es difícil expresar está situación. No encuentras palabras para describirlo”, asegura.

No obstante, frente a todo lo malo, también aviva un agradecimiento, en especial a la persona que en la tarde del sábado grabó de forma anónima un vídeo en el que se podía ver Otero mientras todos estaban desalojados: “Todos respiramos al ver el vídeo y comprobar que nuestras casas estaban bien”, ha asegurado a este medio.

Un agradecimiento extensible a los servicios de emergencia por su labor y esfuerzo. “Han salvado lo más preciado que tenemos, nuestro hogar.

Las desoladoras imágenes de la Sierra de la Culebra tras el incendio (32)
Las desoladoras imágenes de la Sierra de la Culebra tras el incendio 

“Van a pasar siglos hasta que la zona pueda recuperarse. La gente aquí vive de la ganadería, de la agricultura, de los animales...muchos lo han perdido todo”

Su padre, Isidro, fue testigo directo de las llamas, del desalojo y de esperar con su coche en la carretera de Olleros a que mejorase la situación, mientras antes sus ojos llovían ceniza, la luz se tornó naranja por las llamas y el humo impedía casi estar allí.

Tanto es así, que tan solo tres horas después, cogió su coche, pero no para volver a casa como el esperaba, si no para alejarse aún más ya que las llamas se dirigían ya hacia Olleros, por la vía donde él se encontraba.

Él ha querido trasmitirle un mensaje a sus vecinos y allegados: “Chicos/as mi pueblo, Otero de Bodas, ha quedado arrasado por el fuego. Todo el término parece un paisaje lunar negro con esqueletos de ramas. El pueblo se ha salvado. Todas las casas bien excepto dos. Un dolor extremo ver todos los campos así.  Hoy para comer he abierto una de vino de Toro y mitigar el trance.

¡Viva la Sierra de la Culebra! (o lo que queda de ella 😢😢)”


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído