Una triste realidad que azota cada verano a la provincia de Zamora y que no se consigue erradicar, y es que los pirómanos continúan estando presentes en diferentes puntos y la dificultad para dar con ellos es máxima, no obstante, hay que seguir luchando para acabar con esta práctica de gente ‘descorazonada’ y el peligro que suponen.

En las últimas horas Zamora ha vuelto a vivir tres incendios provocados en El Cubo de Tierra del Vino, en Camarzana de Tera y en San Esteban del Molar que ya han podido ser extinguidos a excepción del de El Cubo que se encuentra controlado.

En El Cubo del Vino el fuego se inició pasadas las 17:30 horas de ayer y ha arrasado 13,70 hectáreas de superficie. En concreto, dos hectáreas de arbolado y 11,70 hectáreas de terreno agrícola.

El fuego obligó a movilizar numerosos medios terrestres y aéreos y pudo ser controlado poco antes de las 20:00 horas, estado en el que a día de hoy permanece ante posibles reproducciones.

Poco después, sobre las 19:30 horas, saltaban las alarmas en Camarzana de Tera y también había que desplegar en la zona medios aéreos y terrestres para acabar con las llamas de otro incendio intencionado que ya ha podido ser extinguido a pesar de que por el momento se desconoce la superficie afectada.

Por último, esta madrugada, casi a las 04:00 horas, San Esteban del Molar era la última víctima del fuego provocado por el hombre y hasta el lugar se desplazaba un agente medioambiental, dos autobombas y una dotación de bomberos municipales y, gracias a su rápida intervención, el fuego se daba por extinguido pasadas las 6 de la mañana tras calcinar 1,60 hectáreas de rastrojo.


Tienes que iniciar sesión para ver los comentarios

Destacados
Lo más leído