domingo. 20.05.2018 |
El tiempo

UGT pide el aumento de las pensiones de viudedad

UGT pide el aumento de las pensiones de viudedad

El sindicato asegura que la mayoría de las pensiones de viudedad están por debajo del SMI y en el umbral de la pobreza. “Es necesario que las pensiones se vuelvan a revalorizar conforme al coste de la vida, lo que exige la derogación de la ley del Gobierno de 2013”, apuntan.

UGT explica que la aprobación del aumento de las pensiones de viudedad no es una concesión del Gobierno sino una obligación recogida en la disposición adicional trigésima de la Ley 27/2011 de 1 de agosto, por la que la base reguladora de la pensión de viudedad pasaba del 52% al 60%, para mayores de 65 años y que no perciban otra pensión pública. Una norma que, según denuncia el sindicato, el Gobierno ha suspendido "reiteradamente", hasta ahora, y que debía aplicar de "forma progresiva y homogénea en un plazo de ocho años, a partir del 1 de enero de 2012", tal y como establece la norma.

Desde UGT lamentan que el Ejecutivo ha aplazado anualmente (lleva seis años de retraso) la entrada en vigor de esta medida, alegando que este incremento supondría un importante coste para el sistema de la Seguridad Social, que tiene una débil situación financiera. Una situación provocada por las propias políticas que ha implementado.

Hay que recordar que en España hay 2,3 millones de beneficiarios de pensiones de viudedad, 300.000 más que en 2000. Esto supone que el colectivo ha crecido un 16% en los últimos quince años. Además, hay otros 339.946 perceptores de pensiones de orfandad y 39.122 beneficiarios de una prestación en favor de familiares.

El viudo o viuda cobra el 52% de la base reguladora del fallecido con carácter general. La ley obliga a que este porcentaje se eleve, al 70% de la base reguladora si se dan los siguientes requisitos: si el perceptor vive con hijos menores de 26 años o discapacitados a su cargo y los ingresos de la unidad familiar divididos en el número de miembros no superen anualmente el 75% del salario mínimo; que la pensión de viudedad sea la única fuente de ingresos (al menos el 50%) y que no tenga otros rendimientos por valor de una cantidad que se fija anualmente.

En el caso de la orfandad y en favor de familiares, su cuantía es del 20% de la base reguladora del fallecido.

Estos cálculos sitúan la pensión media de viudedad en 2015 en 630 euros al mes en catorce pagas; la cuantía media de las de orfandad es de 370,5 euros mensuales y el promedio de la de favor de familiares asciende a 517 euros. La edad media de las beneficiarias de pensiones de viudedad es de 73,4 años. Si bien hay 47 beneficiarios de entre 20 y 24 años y poco más de 455 menores de 29 años.

Estos datos dejan a la mayoría de las pensiones de viudedad por debajo del SMI y en el umbral de la pobreza, “lo que revela la urgencia de esta medida, que permitirá mejorar la calidad de vida de estos pensionistas”, explican desde UGT.

El sindicato estima que es necesario actualizar todas las pensiones, conforme al IPC, lo que exige la derogación de la reforma las pensiones de 2013 impuesta por el Gobierno y que condena a los pensionistas presentes y futuros a una pérdida continua de su poder adquisitivo. El sindicato, exige, asimismo, eliminar el copago farmacéutico para, al menos, todas aquellas pensiones inferiores al Salario Mínimo Interprofesional, pues supone un grave recorte en su poder adquisitivo.

Comentarios