miércoles. 23.05.2018 |
El tiempo

Nace la Asociación de Personas con Epilepsia de Castilla y León

Nace la Asociación de Personas con Epilepsia de Castilla y León

Cuenta con 80 socios y pretende dar voz a las reivindicaciones y derechos de las personas afectadas por esta enfermedad y sus familias.

Con motivo del Día Internacional de la Epilepsia, en las últimas horas se presentaba en Salamanca la Asociación de Personas con Epilepsia de Castilla y León (ASPE). Tal y como ha explicado su presidente, Jesús Alberto Martín, esta nueva asociación de ámbito regional, que cuenta con 80 socios, pretende dar voz a las reivindicaciones y derechos de las personas afectadas por esta enfermedad y sus familias.

Así, Martín ha detallado que la epilepsia afecta al 1% de la población, por lo que en la provincia de Zamora el número de afectados supera los 1.700 y en Castilla y León, los 24.000. Además, ha señalado que actualmente Aspace era quien atendía a estas personas. El presidente de ASPE ha destacado la importancia de aceptar y normalizar la situación así como de contar con el apoyo de las administraciones públicas, así como con la complicidad y compromiso de los profesionales de la Sanidad y de la Educación.

En este sentido, ha destacado algunos de los retos a los que se enfrentan las personas con epilepsia. Los niños, debido al “desconocimiento general” sobre esta enfermedad, pueden ser “discriminados tanto por los compañeros como por los docentes. En la edad adulta, Martín ha recalcado el alto grado de desempleo que sufre este colectivo y a nivel familiar ha lamentado que el impacto de la epilepsia en una familia genera dificultades que, en ocasiones, supone la ruptura de la pareja.

Entre las principales iniciativas de la asociación destacan la puesta en marcha de actuaciones divulgativas, así como detectar las necesidades del colectivo e intermediar entre los socios y las administraciones.

En la presentación de ASPE también participó el doctor José Ignacio Calvo, de la Universidad de Salamanca, quien explicó que se trata de una enfermedad crónica que afecta al sistema nervioso central. Asimismo, precisaba que frente a una crisis epiléptica es importante procurar que el afectado no sufra ningún daño, colocarle en situación de seguridad y mantener la calma hasta que pase y que, en caso de que no pare sólo, es importante llamar al 112.

Comentarios