miércoles. 23.05.2018 |
El tiempo

Una vecina de Zamora, clave para identificar a una organización criminal que robaba tarjetas bancarias en supermercados de toda España

Una vecina de Zamora, clave para identificar a una organización criminal que robaba tarjetas bancarias en supermercados de toda España

La Policía Nacional revela la identidad de los integrantes de una organización criminal dedicada al hurto de tarjetas bancarias en supermercados. Por el momento, los veinticinco delitos que se les atribuyen han causado un perjuicio económico a las víctimas que sobrepasa los 76.000 euro

La Policía Nacional de Zamora ha logrado la identificación de ocho personas integrantes de un grupo criminal, que se desplazaban por España y Portugal, como autores de al menos veinticinco delitos de hurto y otros tantos de estafa. Los integrantes de este grupo, previo reparto de funciones, se habían especializado en observar los números pin de las tarjetas bancarias que marcaban los clientes al pagar en los supermercados para, posteriormente, distraerles en el aparcamiento con el fin de sustraerles sus tarjetas bancarias. Una vez que tenían las tarjetas en su poder no dudaban en utilizarlas para sacar dinero en efectivo de los cajeros y realizar comprar en otros establecimientos. Por el momento, los veinticinco delitos que se les atribuyen han causado un perjuicio económico a las víctimas que sobrepasa los 76.000 euros, no descartando el aumento de esta cantidad, debido al esclarecimiento de más denuncias existentes y a la posible aparición de nuevas víctimas.

Los agentes iniciaron las investigaciones en el mes de octubre del pasado año a raíz de la denuncia de una vecina de Zamora a la que le fueron sustraídas las tarjetas en el aparcamiento de un conocido supermercado de la capital.

Tras un detallado análisis de las cámaras de vigilancia del establecimiento, se pudo observar cómo tres personas, comunicadas entre sí telefónicamente, se dedicaban a captar a la víctima en el interior del supermercado y observar el número de pin de la tarjeta bancaria cuando pagaba en la caja. A continuación, tras seguir al cliente hasta el aparcamiento, una vez depositado el bolso en su vehículo, entraba en acción una pareja que distraía a la víctima desplegando un mapa y preguntándole por una dirección, mientras los otros sustraían del interior de la cartera sus tarjetas bancarias. Posteriormente, usaban las tarjetas en cajeros para sacar dinero en efectivo y en establecimientos de otras localidades de España o Portugal para realizar compras, ya que conocían el número pin de las tarjetas, previamente memorizado en el supermercado.

Gracias a la exhaustiva investigación de los agentes, se ha podido identificar a los autores de estos hurtos y estafas que actuaban en todo el territorio nacional. Hasta la fecha no ha sido posible su localización debido a su extraordinaria movilidad geográfica, ya que prácticamente cada noche pernoctan en una localidad distinta, si bien se continúan gestiones encaminadas a su detención y puesta a disposición de la Autoridad Judicial.

Los identificados son seis hombres y dos mujeres, todos ellos de nacionalidad rumana, a los que se les imputan por el momento veinticinco delitos de hurto y otros tantos de estafa bancaria.

La investigación continúa abierta, ya que podrían existir más denuncias de perjudicados por hechos similares,de los que se está tratando de confirmar la autoría de estas mismas personas. También podrían aparecer nuevas víctimas que no hayan denunciado todavía.

Hasta la fecha, con las diferentes tarjetas bancarias sustraídas, habrían obtenido un beneficio económico aproximado de 76.000 euros.

Comentarios