jueves. 14.11.2019 |
El tiempo

Alumnos del Maestro Haedo y la Milagrosa descubren el vandalismo y abandono del patrimonio zamorano

Alumnos del Maestro Haedo y la Milagrosa descubren el vandalismo y abandono del patrimonio zamorano
Alumnos del Maestro Haedo y la Milagrosa descubren el vandalismo y abandono del patrimonio zamorano

La iniciativa 'No pintan nada' desarrolló distintas actividades la pasada semana con alumnos de cuarto de la ESO para que viesen con sus propios ojos el valor patrimonial de la ciudad y comprobasen el estado del mismo.

¿Arte urbano o vandalismo? Esta es una de las preguntas que la iniciativa 'No pintan nada' quiere resolver junto a los alumnos de Zamora. Un actividad que, tras comenzar en las aulas, ha iniciado su trabajo de campo recorriendo diferentes puntos de la ciudad. La semana pasada fueron los alumnos del Maestro Haedo y de la Milagrosa quienes tuvieron la oportunidad de escuchar todas las historias que se encuentran tras las piedras de los monumentos zamoranos.

Los alumnos de cuarto de la ESO del IES Maestro Haedo descubrieron la parte burguesa de la ciudad. Una visita que no dejó muy buen sabor de boca ya que existen edificios "que saben a rancio" tal y como refirieron los organizadores de esta iniciativa. Un sabor agridulce que también se vio aliñado por la situación del Mercado de Abastos y la cantidad de grafitis encontrados por el camino.

La ruta prosiguió por la Plaza Mayor que, aunque se percibió un estado de "perfección" también encontraron detalles que rompen su armonía al igual que en su vista a la calle Balborraz. Este recorrido arrojó luces y sombras sobre el estado de la ciudad a los alumnos del Haedo que se mostraron muy curioso y atentos ante estos descubrimientos.

Por su parte, los alumnos de la Medalla Milagrosa descubrieron la elegante y regia "Ciudad de los Reyes y el Clero". Una de las zonas más altas de la ciudad que permitió recorrer los miradores de la capital. Una caminata con vistas imperdibles pero que, con mirada crítica, dejó varias conclusiones a los alumnos. Los edificios que rodean a la muralla se encuentran todos firmados o pintados, desembelleciendo así su riqueza natural.

Por otro lado, el mobiliario urbano también dejó malas sensaciones a la visita puesto que también ha sido víctima del vandalismo. En su llegada a la Catedral, aunque siendo uno de los lugares más respetados, los participantes descubrieron cómo en su atrio también existen las pintadas. Así mismo, aseguran que esta misma situación también se plantea en la primera zona amurallada que muestra el mayor número de esvásticas de todos los tipos, colores, formas y "buenos deseos" que han encontrado en todo el casco histórico de la ciudad.

Con estas primeras salidas a la realidad del patrimonio toca volver a las aulas para sacar conclusiones de esta rutas que han mostrado la realidad del entorno histórico zamorano.

28058734 549849958717419 1098349964082159553 n (Copy)

27752584 547489122286836 4054314519211509671 n (Copy)

27858068 546990932336655 7565136550642517566 n (Copy)


Comentarios
Lo más