domingo. 24.06.2018 |
El tiempo

Universidad

Los universitarios de Castilla y León, los más aplicados en finalizar a tiempo sus estudios de máster

Los universitarios de Castilla y León, los más aplicados en finalizar a tiempo sus estudios de máster

En el máster oficial de un año, la tasa de idoneidad era del 89% y en el grado de cuatro años, era del 42%, la tercera más elevada, detrás de Navarra y País Vasco. Los licenciados universitarios, doctores y similar de la comunidad han sido, junto a los asturianos, los que más han padecido la devaluación salarial que se ha producido como consecuencia de la crisis.

La Fundación CYD (Conocimiento y Desarrollo ha publicado el informe ‘Las universidades españolas. Una perspectiva autonómica. 2017’, que ofrece la información más relevante contenida en el reconocido Informe CYD 2016 desglosada territorialmente, por regiones y universidades dentro de cada región. La publicación se compone de un total de 19 informes individuales, incluyendo el conjunto de las universidades no presenciales y especiales.

El quinto sistema universitario regional más importante cuantitativamente de España en el curso 2015-2016 era el de Castilla y León, si se atiende al peso relativo que suponía en el sistema universitario español tanto sus matriculados como sus titulados -considerando conjuntamente los estudios de grado, máster oficial y doctorado- así como su personal al servicio de las universidades (docente e investigador y de administración y servicios). Más en detalle, concentraba al 5,1% del total de matriculados universitarios españoles, al 6,3% de sus egresados, también al 6,3% del PDI y al 5,8% del PAS.

PERFIL DEL ALUMNADO Y PERSONAL DOCENTE INVESTIGADOR (PDI)

El sistema universitario castellano leonés se caracterizaba por estar entre los cinco con más presencia relativa de estudiantes de más edad, así como de extranjeros (en este último caso destaca la universidad privada IE Universidad), mientras que era el tercer sistema con una mayor proporción de profesoras universitarias. Por otro lado, también destacaba la región por estar entre las tres comunidades donde mayor peso relativo tenían los estudiantes, egresados y el personal al servicio de las universidades, PDI y PAS, sobre la población (datos de 32,1 para los matriculados, 7,9 para los titulados y 4,4 para el personal, por mil habitantes).

DESEMPEÑO ACADÉMICO

El sistema universitario castellano leonés, curso 2014-2015, cabe destacar que estaba entre los cinco con menos porcentaje de créditos matriculados en segunda y sucesivas matrículas, tanto en grado como en máster oficial, y era el que tenía la menor tasa global de abandono del estudio (suma de las tasas parciales de abandono en primer, segundo y tercer año) en el máster oficial y la segunda menor en el grado (solo Extremadura le superaba). También estaba en una posición muy destacada respecto al desempeño académico de sus egresados, ya que era la tercera región con mayor porcentaje de estudiantes titulándose en el tiempo teórico previsto en grado (cuatro años, 42%) y la primera en máster oficial (un año, 89%).

FINANCIACIÓN DE LAS UNIVERSIDADES PÚBLICAS

La región de Castilla y León se caracterizaba en 2015 por un elevado esfuerzo privado, en comparación con el resto de comunidades autónomas. Así, la ratio entre los ingresos por alumno del capítulo de tasas, precios públicos y otros ingresos (mayoritariamente procedentes de las familias a través de las matrículas universitarias) y el PIB per cápita regional era la cuarta más elevada de España. Por otro lado, el saldo presupuestario en dicho año era positivo y superior al 4% (diferencia entre los ingresos y gastos totales liquidados, en proporción de los ingresos), constituyendo el cuarto valor más alto de los sistemas universitarios autonómicos.

MERCADO DE TRABAJO

Castilla y León destacó en el periodo de recuperación económica 2014-2016 por estar entre las tres comunidades con mayor descenso porcentual de los parados graduados superiores, lo cual no fue debido al dinamismo en la creación de ocupación (entre las cinco con menor crecimiento) sino al descenso de la población activa regional con una titulación de nivel superior. Asimismo también hay que destacar que ha sido, junto a Asturias, la región que ha registrado una mayor devaluación salarial de sus licenciados, doctores y similar: sus ganancias medias anuales disminuyeron en términos reales un 18% (frente al descenso del 10% español). Finalmente, en 2016 fue la región que más sobrecualificación observó, si se atiende al porcentaje de contratos de trabajo que fueron firmados por graduados universitarios para desempeñar ocupaciones de baja cualificación.

INVESTIGACIÓN Y TRANSFERENCIA DE CONOCIMIENTO

Respecto a los recursos de investigación, en primer lugar, cabe resaltar que Castilla y León era en 2015 la cuarta comunidad autónoma en la que mayor proporción de los investigadores totales se debían al sector de enseñanza superior, y estaba entre las cinco primeras tanto en el indicador de gastos en I+D de dicho sector sobre el PIB regional como en investigadores en enseñanza superior sobre la población. En segundo lugar, en referencia a los resultados, aunque en volumen de publicaciones científicas universitarias (periodo 2011-2015) era la sexta región española, al poner estas en relación a su profesorado en equivalencia a tiempo completo (PDI ETC) descendía a la decimosexta posición. También estaba entre las tres comunidades autónomas con menos solicitudes de patentes internacionales realizadas en la última década por PDI ETC.

Según los resultados del Ranking CYD 2017 de universidades españolas, el sistema universitario castellano leonés destacaba, de entre las dimensiones contempladas en el mismo (enseñanza y aprendizaje, investigación, transferencia de conocimiento, orientación internacional y contribución al desarrollo regional), en la relativa a calidad de la docencia, donde era, empatada con el País Vasco, la tercera región con más indicadores en el grupo de rendimiento elevado, en comparación con el resto. En el resto de dimensiones ocupaba un lugar más discreto, y en el global de los indicadores se situaba en una posición intermedia-baja (undécima), con ocho indicadores, de los 29 calculados completamente, en el grupo de rendimiento elevado y 13 en el intermedio.

Comentarios