domingo. 23.09.2018 |
El tiempo

Las menores liberadas tras ser vendidas por su hermana en Morales de Toro ingresan en un centro de acogida

Las menores liberadas tras ser vendidas por su hermana en Morales de Toro ingresan en un centro de acogida

La Policía Nacional liberaba en los últimos días a dos menores que habían sido vendidas por su hermana a cambio de 20.000 euros en una operación a nivel nacional avanzada por zamora24horas. Uno de los siete detenidos ingresaba en prisión y las menores ya se encuentran en un centro de acogida dependiente de la Junta de Castilla y León.

Agentes de la Policía Nacional liberaban el pasado martes a dos menores, de 16 y 17 años de edad y nacionalidad rumana, que habían sido vendidas por su propia hermana a otros clanes por 10.000 euros por cada una de ellas. Todo en una operación a nivel nacional avanzada por zamora24horas y que posteriormente confirmaba el subdelegado del Gobierno en Zamora.

La Policía Nacional explica que las dos jóvenes habían huido de su domicilio familiar tras sufrir abusos sexuales por parte de su padre y se refugiaron con su hermana mayor. Una vez allí, la hermana y su marido negociaron la venta de las dos chicas a otros clanes para concertar matrimonios forzados. Se detuvo a siete personas en Zamora y Valladolid y una de ellas terminaba en la prisión de Topas.

La investigación comenzó el pasado mes de noviembre de 2017. Los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un clan, asentado en una localidad de Zamora, que habría vendido a dos menores de su mismo núcleo familiar a otros clanes vecinos tras cobrar 10.000 euros por cada una de las jóvenes. Tras diversas gestiones los agentes constataron que las dos menores habían huido de su vivienda familiar, situada en una localidad de Valladolid, al haber sido víctimas de abusos sexuales por parte de su padre. Las chicas se refugiaron en la vivienda de su hermana mayor, situada en Zamora.

Pero, una vez allí, su hermana y el marido de esta negociaron su venta a otros clanes vecinos obteniendo 10.000 euros por cada una. La primera joven fue vendida a un grupo familiar afincado en la misma localidad zamorana. Los agentes detectaron que se encontraba enferma sin ser asistida médicamente ya que, al parecer, la matriarca no lo veía necesario.

La otra hermana fue vendida a un clan familiar situado en una localidad vallisoletana. Tras su liberación se pudo comprobar que, además, había sufrido abusos sexuales por el marido de su hermana. Una vez localizadas las menores e identificados todos los miembros de los clanes implicados, los agentes llevaron a cabo el correspondiente dispositivo operativo en ambas localidades. Se realizaron tres entradas y registros simultáneos logrando la detención de las siete personas investigadas y la liberación de las dos menores de edad. Uno de los detenidos ingresaba posteriormente en la prisión de Topas.

Actualmente las jóvenes se encuentran en un centro de acogida dependiente de la Comunidad Autónoma de Castilla y León.

Comentarios
Lo más