sábado. 23.06.2018 |
El tiempo

La Junta de Seguridad no prohíbe expresamente el botellón de Jueves Santo pero advierte de su control exhaustivo

La Junta de Seguridad no prohíbe expresamente el botellón de Jueves Santo pero advierte de su control exhaustivo

Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local, Bomberos, Protección Civil y Cruz Roja, conformaban este viernes la mesa de la Junta Local de Seguridad, con la presencia del alcalde de la ciudad, el concejal de Seguridad Ciudadana, el delegado territorial de la Junta y el subdelegado del Gobierno. El motivo de la reunión, preparar el operativo especial para la Semana Santa.

El Consistorio zamorano acogía este viernes la Junta Local de Seguridad, una reunión que sirvió para poner sobre la mesa el diseño del operativo especial para la próxima celebración de la Semana Santa, una fecha en la que Zamora cuadriplica su población con la llegada de una cantidad ingente de visitantes. En este operativo participan de manera coordinada el Ayuntamiento de Zamora, la Junta de Castilla y León y la subdelegación del Gobierno. Junto a ellos, los cuerpos que poseen dependientes como son la Policía Nacional, Guardia Civil, Policía Local, Bomberos, Protección Civil y Cruz Roja.

En el caso de la Guardia Civil su cometido principal será el de controlar las salidas y entradas de la ciudad, realizando controles de alcohol y drogas a los conductores que durante esas fechas se muevan por el entorno de la capital zamorana. Protección Civil, Cruz Roja y Bomberos realizarán un trabajo de actuación en situaciones concretas, principalmente relacionadas con la seguridad ciudadana en forma de rescates, atenciones sanitarias, apoyos, intendencia y ayuda en los desfiles procesionales.

Una labor, esta última, en la que también estarán involucrados los agentes de la Policía Local y la Policía Nacional, que además de los propios desfiles semasanteros, también velarán por la seguridad de los zamoranos y los visitantes en unas fechas en las que se produce una masificación importante en las calles de la capital. Dentro de ese cometido de velar por la seguridad de los ciudadanos se encuentra el punto crítico del debate, el botellón de Jueves Santo.

Tanto Francisco Guarido como Jerónimo García Bermejo no prohibieron expresamente su celebración, alegado que se trata de una convocatoria realizada por redes sociales y por tanto no de una concentración oficial. Tampoco incidieron en que la concentración de jóvenes se fuera a disolver si finalmente se produce, como se espera. Eso sí, se mostraron tajantes a la hora de explicar que habrá un control exhaustivo en el parque de San Martín para que no se produzca ningún incidente, haya armonía entre las partes y que los vecinos del Casco Antiguo no se vean afectados por las consecuencias de esta más que probable concentración de jóvenes.

Desde la Junta Pro Semana Santa, la presidenta Isabel García agradeció el trabajo de todos los cuerpos e instituciones para ayudar a que la Semana Santa se desarrolle con seguridad y pidió que de cara a próximos años se pueda poner remedio a este botellón. “No podemos permitir que el botellón de Jueves Santo se asocie a la Semana Santa de Zamora”, lamentaba la presidenta de la Junta de Cofradías, que pedía soluciones de cara a próximos años.

Comentarios