domingo. 24.06.2018 |
El tiempo

Una encuesta realizada por CSIF alerta de varios problemas en la sanidad Primaria

Una encuesta realizada por CSIF alerta de varios problemas en la sanidad Primaria

El 64% de los profesionales sanitarios encuestados de Castilla y León, en una macroencuesta de CSIF realizada en toda España, afirman que la continuidad y comunicación entre las atenciones Primaria y Especializada es deficiente; y el 69% que el tiempo empleado para cada paciente es insuficiente. El 85% también opinan que no tienen tiempo para la formación.

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF) de Castilla y León alerta de la “grave y deficiente” situación que sufre la sanidad más básica y cercana al ciudadano, como es la atención de los centros de salud y de los médicos de familia, según se desprende de la macroencuesta nacional realizada por este sindicato a 11.334 profesionales sanitarios de Atención Primaria de España, de los que 1.815 son de Castilla y León.

El 64% de los sanitarios de Atención Primaria de Castilla y León encuestados creen que no existe la continuidad adecuada entre la Atención Primaria y la Especializada; el 69% considera que el tiempo empleado para cada paciente es insuficiente; el 85% del personal sanitario dice no tener tiempo para formación; el 54% que no está potenciada la cirugía menor; el 57% que no se realizan pruebas diagnósticas específicas; el 49% considera que el centro no tiene la infraestructura adecuada para conseguir una mejor calidad; y el 63% valora que la Dirección y Gestión del centro no va enfocada a la mejora de la calidad asistencial. Las opciones de las respuestas son de sí o no.

A nivel nacional, el 64% de los encuestados creen que no existe la continuidad adecuada entre la Atención Primaria y la Especializada; el 78% considera que el tiempo empleado para cada paciente es insuficiente; el 75% del personal sanitario dice no tener tiempo para formación; el 68% que no están potenciada la cirugía menor; el 64% que no se realizan pruebas diagnósticas específicas; el 58% considera que el centro no tiene la infraestructura adecuada para conseguir una mejor calidad; y el 60% valora que la Dirección y Gestión del centro no va enfocada a la mejora de la calidad asistencial.

Comparando los datos nacionales con los de Castilla y León, los profesionales sanitarios de Primaria de la Comunidad tienen la misma opinión negativa sobre la deficiente continuidad entre la sanidad Primaria y la Especializada; hay más que piensan que el tiempo que se dedica a cada paciente es suficiente (9 puntos más); o son más los que afirman que no tienen tiempo para la formación (10 puntos más). También, son más los encuestados de Castilla y León que creen que sus centros de salud tienen la infraestructura adecuada, un 51%, frente al 42% del conjunto de España, es decir, 9 puntos por encima.

Son datos que reflejan “con claridad, las negativas consecuencias, para el sistema de salud público de Castilla y León y el español, de los recortes de los últimos años, dando lugar a un efecto perjudicial en la calidad asistencial con mayores cargas de trabajo para los profesionales, congelación y disminución de las retribuciones, o reducción de personal”, lamenta el presidente del sector de Sanidad de CSIF Castilla y León, Juan Carlos Gutiérrez-Rodilla.

Si bien la comunicación y los sistemas de transmisión de información entre los niveles de la sanidad Primaria y la Especializada son imprescindibles para dar una continuidad a la asistencia, la mayoría de los profesionales sanitarios han dejado claro, con sus respuestas en la encuesta, que esa comunicación asistencial es deficiente, que no está funcionando correctamente, debido a los diferentes programas informáticos que se usan en cada nivel asistencial, entre los centros de una misma comunidad y entre comunidades autónomas. “Es algo incomprensible que, hoy en día, no exista un mismo programa informático a nivel nacional, que facilite la información entre los centros de salud y hospitalarios”, lamenta CSIF.

Asimismo, “está claro que una asistencia correcta debe tener un tiempo adecuado y suficiente para cada paciente”, según CSIF, y que no se da atendiendo los resultados de la encuesta. La falta de tiempo se ha agravado con los recortes de personal en estos últimos años, dando lugar a una masificación de las consultas, con las consiguientes consecuencias de no poderse dar una atención adecuada y de calidad, añade el sindicato independiente. La escasez de tiempo de los profesionales sanitarios para formarse es otra de las deficiencias, que preocupa a los profesionales, que necesitan un reciclaje profesional permanente.

La encuesta, realizada a lo largo del último trimestre de 2017 en las diferentes comunidades autónomas, la ha respondido el personal de los Centros de Atención Primaria, de todas las categorías: médicos, enfermería, TCAE, celadores, conductores, administración…, con el fin de que la valoración sobre la situación de la Atención Primaria sea completa, equilibrada y objetiva.

Comentarios