viernes. 22.06.2018 |
El tiempo

Semana Santa

Una exposición para lucir con orgullo la corona real concedida hace una década

Una exposición para lucir con orgullo la corona real concedida hace una década

La Real Cofradía del Silencio de Zamora inauguraba este viernes una muestra en la sala de exposiciones de La Encarnación. El motivo, la celebración del décimo aniversario de la concesión del título de Real a esta cofradía que en 2025 cumplirá cien años. No se trata de un recorrido histórico de la hermandad, sino de conseguir una foto fija, de transición entre la tarde y la noche para celebrar el título de Real a la cofradía.

Los visitantes podrán encontrar una exposición basada en una “foto fija”, explicaba el presidente de la cofradía en la inauguración, Rufo Martínez, que añadía: “El que se mueve debe ser el espectador, y el resto de los elementos están congelados. Es lo que se puede encontrar cualquiera un Miércoles Santo en la calle”.

Según entran, los visitantes podrán encontrar un cofrade, un caballo, los tambores de apertura, el pebetero, va a oler el incienso, va a escuchar la bomba, va a escuchar el chelo que deja la plaza en silencio, va a haber enseres destacados de la cofradía como las cucharas de los encargados de los pebeteros, tres reproducciones del Cristo en pequeño tamaño, una colección amplia de fotos de Félix Marbán y por encima de todo el Cristo de las Injurias que llena el espacio del altar.

“Hemos tratado de simular el ambiente entre la tarde y la noche incipiente”, explicaba el máximo dirigente de la cofradía, “porque al entrar hay más claridad y cuando uno se acerca al fondo hay menos luz e incluso el cielo azul tiene una tonalidad parecida a la que tiene antes de hacerse de noche”. La cofradía desvelaba que la Casa Real conoce la celebración de esta exposición, aunque no se ha cursado invitación: “Cuando se cumpla el centenario será el momento de solicitar, con tiempo, la presencia de algún miembro de la Casa Real”.

Era el año 1976 cuando el entonces presidenta de la cofradía Marcelino Martín ofreció a Su Majestad el Rey Don Juan Carlos I el ser hermano de honor de la cofradía. El Rey aceptó inmediatamente el nombramiento. Treinta años después, Jesús Payá, entonces presidente, se fijó como meta conseguir el título de Real. Se llevó a cabo el expediente correspondiente y la cofradía empezó a llevar ese apellido. “La lástima es que Jesús no pudo ver logrado ese sueño, ya que fallecía en febrero y fue en junio de ese año cuando llegó el título”, lamentaba Rufo Martínez, que agregaba: “Al presidente Marcelino Martín y al presidente Jesús Payá debemos que ese título este ahí”.

El Cristo de las Injurias estará quince días fuera de la Catedral, la vez que más tiempo pasará lejos de la Seo en los últimos años. En este sentido, Martínez agradecía la disposición del Cabildo Catedral y su deán por permitir que la imagen salga de su lugar habitual. La exposición permanecerá abierta hasta el 18 de marzo (todos los días de 11 a 14 horas y de 17 a 21 horas), excepto el día 16, que permanecerá cerrada por la celebración de otro acto.

Pulsa aquí para ver la galería.

Comentarios