domingo. 24.06.2018 |
El tiempo

Baloncesto | LEB Plata

El CB Zamora no deja de creer

El CB Zamora no deja de creer

Nueva victoria para el CB Zamora que, una semana más, seguirá creyendo en la permanencia. Una primera parte excelsa de Hansen, con 19 puntos, y una segunda con una gran actuación de Ervin, guiaban al conjunto zamorano a sumar los dos puntos. (91-83)

El CB Zamora recibía a Canoe en busca de otra victoria que les permitiera seguir soñando con la salvación. En casa su bagaje en los últimos estaba siendo positivo, por tanto, se aferraban a Ángel Nieto para seguir teniendo posibilidades.

Los visitantes salían enchufados al encuentro y tomaban las primeras ventajas del encuentro. No obstante, los de Saulo Hernández apretaban en defensa y tomaban rápidamente la delantera para no perder comba en el encuentro.

Así transcurría el primer cuarto, un intercambio de golpes en el que los madrileños consiguieron tomar una ligera ventaja de cuatro puntos (21-24), lo que obligaba al Aquimisia Laboratorios a remar de nuevo.

Y así fue, en el segundo cuarto, Hansen tomaba las riendas en ataque de los zamoranos y lograba que los blanquiazules no solo se pusieran por delante, sino que consiguieron abrir brecha en marcador, llegando a estar por encima de los tres puntos.

El norteamericano anotaba en los dos primeros cuartos 19 puntos y permitía al CB Zamora irse a vestuarios con 53-43 en el marcador, y con la sensación de que las cosas se estaban haciendo bien, sobre todo en ataque, no tanto así en defensa.

El tercer cuarto sería para Canoe. Un CB Zamora impreciso en ataque se encontraba a un cuadro madrileño que en los últimos minutos se enchufó desde el 6.75 y recortaba las diferencias hasta los cinco puntos para afrontar el último cuarto. (70-65)

De esta manera, se llegaba al último cuarto con todo por decidir y al CB Zamora le tocaba sufrir y sudar para lograr la victoria. Ese último asalto comenzaba loco y los ataques primaban sobre las defensas. Los madrileños se atascaban y los locales ampliaban su ventaja de nuevo por encima de los diez puntos de la mano de un gran Méndez y Ervin.

Con catorce puntos de ventaja, los de Saulo comenzaron a realizar ataques más lentos, en busca de un juego más pausado que les beneficiase en el tramo final del encuentro. Ervin sería el protagonista en la segunda parte, y lo patentó en el cuarto cuarto.

Con 10 de ventaja, los zamoranos entraban en el último minuto, lo que vislumbraba que la victoria se quedaba en casa para seguir soñando y creyendo en la salvación. (91-83)

Comentarios