lunes. 25.06.2018 |
El tiempo

El milagro del CB Zamora pasa por Cambados

El milagro del CB Zamora pasa por Cambados

A día de hoy, el CB Zamora se encuentra en una situación similar a la de la temporada pasada, a cuatro victorias del equipo que marca la permanencia a falta de seis jornadas. La campaña pasada logró la salvación en un milagro deportivo con escasos precedentes. Esta temporada el club blanquiazul tratará de repetir hazaña y para eso es indispensable ganar la próxima jornada a Cambados, rival que marca precisamente la salvación.

Seis victorias en liga y las seis como local. El CB Zamora Aquimisa Queso Zamorano solo sabe ganar en casa y se trata de una situación que no le vale para mantener la categoría. Si los blanquiazules quieren repetir milagro deportivo de la temporada pasada tendrán que ganar todo lo que les resta hasta final de campaña.

A día de hoy, los zamoranos son penúltimos, a cuatro victorias de las posiciones de permanencia y con seis encuentros por jugarse. En casi el cien por cien de los casos, descenso asegurado. Pero la hazaña realizada por el equipo de Saulo Hernández el curso pasado hace que ningún equipo de la liga dé por desahuciado al CB Zamora.

Y es que la temporada anterior, el conjunto blanquiazul llegaba a estas alturas de la temporada con unos números muy similares. A falta de seis jornadas, también estaba a cuatro victorias del equipo que marcaba la permanencia. Y al final, terminó salvándose por méritos deportivos. Una gesta que persigue repetir este año el CB Zamora, y para eso la próxima jornada será capital.

Los zamoranos visitan a Cambados, plantel que marca a día de hoy la permanencia con 10 victorias, cuatro más que los zamoranos. Será un encuentro a cara o cruz para los blanquiazules. Una victoria permite seguir soñando, reduciendo la desventaja a tres partidos a falta de cinco. Pero una derrota supondría perder las opciones de manera matemática.

Semana por tanto clave de preparación para afrontar un duelo que en la ida finalizó con 85-89 en un duelo que los zamoranos tuvieron en su mano hasta los últimos instantes.

Comentarios