domingo. 16.06.2019 |
El tiempo

El desconsuelo de una madre a resguardo de la lluvia, al cobijo de los suyos

El desconsuelo de una madre a resguardo de la lluvia, al cobijo de los suyos
El desconsuelo de una madre a resguardo de la lluvia, al cobijo de los suyos

Isabel García, presidenta de Nuestra Madre, comunicó entre lágrimas la suspensión del desfile procesional. 

"Ha sido una decisión muy dura, las previsiones no son buenas y debemos conservar nuestro patrimonio". Con estas palabras y visiblemente emocionada, Isabel prieto, presidente de Nuestra Madre de las Angustias, comunicaba la suspensión del desfile procesional. La noche se presentaba difícil para la Cofradía y finalmente el cielo dictó sentencia.

Tras esta dura decisión, se llevaría a cabo el acto religioso como antesala del canto de la Salve dentro del propio templo de San Vicente Mártir. Un escenario que, pese a no ser el deseado, ofreció una imagen inédita donde os tres grupos escultóricos bailaron al compas de una Salva más sentida que nunca. El desconsuelo de Nuestra Madre y de la propia Isabel se vio arropado por el apoyo de centenares de hermanos que accedieron al templo.

Cofrades y damas que se habían preparado para acompañar la Virgen en su dolor en una noche fría. Esta situación provocó que las capas y capas de abrigo de algunos hermanos con la vista puesta en la calle, se tradujese en varios desmayos atendidos al momento por Protección Civil y Cruz Roja dentro del mismo templo.

San Vicente Mártir se convertía entonces en escenario hermético del dolor de una madre que vela a su hijo crucificado postrado en su regazo. Una imagen de hermandad tras las puertas que, pese a la lluvia, no dudaron en acompañar a Nuestra Madre de las Angustias en su noche más larga y dolorosa. 

Si quieres disfrutar de la galería de imágenes pincha aquí.




Comentarios
Lo más