lunes. 23.07.2018 |
El tiempo

Fútbol Sala | Segunda B

Chema Sánchez: “La clave del título ha estado en la humildad, el trabajo y una calidad humana y deportiva bestial”

Chema Sánchez: “La clave del título ha estado en la humildad, el trabajo y una calidad humana y deportiva bestial”

El técnico del FS Zamora valora para zamora24horas el encuentro ante el Albense y la consecución del título de liga a falta de un mes y medio para que termine la competición. Curiosamente este sábado Chema Sánchez cumplía su partido número 100 en Segunda B como entrenador: “He conseguido mi sueño de lograr un campeonato en mi partido número 100 en la categoría”, reconocía Sánchez, que se acordaba de su mujer, del presidente del FS Zamora, de sus jugadores y del cuerpo técnico tras conquistar el campeonato.

¿Cómo valora el duelo ante el Albense?
Salimos bien y tuvimos las dos primeras ocasiones. Sin embargo una buena jugada de Pablo nos costó el primer gol por falta de contundencia. Ellos crecieron en el partido, hicieron una defensa presionante muy alta y generando peligro. Nos han asfixiado la salida de balón. A través de una jugada individual de Simón hacemos el empate con un golazo. Y ahí hemos crecido, les hemos cargado de faltas y hemos marcado el segundo desde el doble penalti. Los árbitros compensaron un poco, nos cargaron de faltas y también nos pitaron dos dobles penaltis. Marcaron uno, fallaron el otro y con empate nos fuimos al descanso.

¿Vino bien el descanso?
Sí, porque estábamos cometiendo algunos fallos a nivel táctico que queríamos corregir. En el descanso hicimos ajustes y la entrada al partido en la segunda parte ha sido completamente distinta. Hemos dominado de principio a fin. Ha marcado Matos un golazo espectacular con una volea al palo largo el 2-3. Pablo hizo el 2-4 con una acción individual. Y luego hemos dominado todas las facetas, hemos pegado tres palos y hemos hecho dos goles más. El último lo ha hecho Javi Santos y me alegro por él, porque después de la trayectoria que tiene es muy meritorio que con 48 años sea el que cierre el partido.

¿Ha sido por tanto un partido completo?
Ha sido sobre todo una segunda parte muy buena por nuestra parte. Porque además de las ocasiones que tuvimos en la segunda parte para haber acabado con muchos más goles a favor, hemos logrado dejar al rival en apenas dos ocasiones. Dos ocasiones en un partido en el que el equipo local juega en un pabellón con 500 personas apretando tiene mucho mérito. Por eso, la segunda parte ha sido muy meritoria por parte de todos.

¿Qué supone el título de liga?
Contra todo pronóstico y faltando casi mes y medio logramos alzarnos con un campeonato liguero que tiene mucho mérito. Estamos cortos de banquillo y competíamos con un equipo que era completamente nuevo. Empezamos 21, se fueron 7 jugadores, se fichó, se tuvo que mandar a un jugador a casa por motivos disciplinarios en Navidad, se volvió a fichar…

¿Dónde ha estado la clave?
Las bases del éxito de este equipo son cuatro: la humildad, la capacidad de trabajo y una calidad deportiva y humana bestial. Yo siempre les digo a los jugadores que debemos ser humildes y a partir de ahí ser el equipo que más entrene, que mejor entrene, que más intenso entrene. Llevamos 93 sesiones y ha sido un espectáculo ver entrenar a estos chicos. Y luego se han dado otros alicientes como que es un grupo humano con una calidad bestial, donde cada uno ha asumido su rol, son buenos chicos, no hay egos, tenemos un capitán como Sergio Simón que es jugador de Primera División y es el más humilde de todos. Esa fusión entre la calidad del grupo humano, la capacidad de trabajo, la ambición y que se han juntado un grupo de jugadores que han sabido fusionarse muy rápido, entender mi metodología y caminar conmigo de la mano, ha sido clave. Soy muy exigente en los entrenamientos y en la dirección de partidos y el grupo ha soportado ese nivel y he sacado jugo a un grupo que nadie daba un duro por él.

¿Ha sido el FS Zamora el equipo más regular?
Claro, una liga es regularidad. Los jugadores se lo han ido creyendo y hemos mostrado una regularidad escandalosa. Somos el equipo menos goleado de toda la Segunda B de España, que es un dato importantísimo, y a nivel ofensivo tenemos casi 110 goles. Hemos hecho goles de todas las formas y tenemos verticalidad y calidad arriba, además de un equipo trabajado, intenso y concentrado atrás. También el banquillo está conectado en el partido, porque eso les pedimos. Ese cóctel de calidad humana, deportiva, humildad, roles, confianza en el compañero y el tener ambición nos ha dado este primer éxito.

¿Esperaban esta diferencia?
Las última cuatro ligas se habían cerrado en la última jornada y coger a un grupo de jugadores que vienen de diferentes categorías, cohesionarlo y alcanzar esto, es muy meritorio y estos chicos han hecho una hazaña y una gesta deportiva que tardará en repetirse muchos años. Es muy complicado cerrar una liga con tanto tiempo. Es verdad que no estaba Noia, pero estaba Guardo, el recién descendido Narón, Pizarras, Valladolid... Por tanto, estoy orgulloso de mis jugadores, han creído en mí y esa es la clave del éxito. Mi identidad es sacar el mayor rendimiento de los jugadores que entreno y creo que ese objetivo está cumplido. Lo próximo será pensar en la fase de ascenso.

¿De quién se acuerda tras conseguir el campeonato?
Este éxito deportivo tengo que agradecérselo a la persona que confió en mí en el fichaje, que fue el presidente, a mis jugadores que han dado la vida por mí, por sus compañeros y por el equipo. Al cuerpo técnico que hemos formado, porque es muy importante la labor de todos. El segundo entrenador es mi mejor amigo, el preparador físico es un fenómeno, y el fisio nos ha aportado mucho. Además, Manolo que lleva toda la vida en el club ha empatizado con nosotros, ha ido creyendo en nosotros y es una figura muy importante para este club.

¿Y a quién dedica este título?
Este sábado cumplía mi partido número 100 en Segunda B, y he conseguido mi sueño deportivo que era ganar un campeonato. Le dedico, me acuerdo y le doy las gracias por encima de todo a mi mujer. Llevo 18 años con ella y tanto siendo juagdor de Tercera y Segunda B, como siendo entrenador, ha estado ahí. Gracias al apoyo de mi mujer he crecido como entrenador, he trabajado con equipos de Primera División como Palma o Santiago, me he sacado los tres títulos, he hecho muchos kilómetros por toda España. Mi mujer siempre me ha apoyado, es la que se encarga de cuidar a mis hijos cuando no estoy y sin mi mujer todo esto no hubiera sido posible.

Comentarios