viernes. 14.12.2018 |
El tiempo

El concejal de Deportes responde las quejas del Amigos del Duero por el estado del césped

El concejal de Deportes responde las quejas del Amigos del Duero por el estado del césped

Manuel Alexander desvela que la concejalía ofreció al Amigos del Duero jugar sus encuentros como local en el Ruta de la Plata y reconoce que el estado del césped no es bueno “pues este año no ha sido muy amable la climatología”.

El CD Zamora Amigos del Duero expresaba en las últimas horas su indignación con el trato sufrido por la concejalía de Deportes del Ayuntamiento de Zamora, “al negarse a poner en condiciones mínimas, para la práctica del fútbol, el césped de la Ciudad Deportiva”. El estado del césped de la Ciudad Deportiva en la tarde de este pasado sábado impedía la práctica del fútbol y lo calificaban desde el club como “vergonzoso, calamitoso, bochornoso, ruin, vacilante, insultante...”.

Tras ese comunicado, el concejal de Deportes, Manuel Alexander, salía al paso de las críticas y exponía en primer lugar: “La Concejalía de Deportes lleva a cabo el mantenimiento del campo de fútbol como habitualmente lo ha hecho durante todo este tiempo. Segado del campo, pintura de líneas reglamentarias, etc. Nada ha cambiado”. Además, desvelaba: “Desde hace tiempo, se le propuso a la Junta directiva del club, la posibilidad de trasladarse a cualquier instalación del Ayuntamiento, incluido el Ruta de la Plata”.

Alexander reconoce el mal estado del césped aunque lo achaca la mal tiempo del invierno: “Puedo entender que el césped no esté en las mejores condiciones, pues este año no ha sido muy amable la climatología, pero se hace lo que buenamente se puede hasta el parón de verano. Como todos los años”, espetaba el edil de Izquierda Unida.

Por último, insistía en la negativa del Amigos del Duero de cambiarse de escenario para sus partidos, pese al ofrecimiento de la concejalía: “El césped artificial no sufre de ese problema, otra cosa es que haya diversos motivos por los cuales no quieran trasladarse, en los cuales no entro”. Por último, se mostraba abierto al diálogo: “Como siempre, la puerta del despacho está abierta, mi teléfono y mi correo disponible”, zanjaba.

Comentarios
Lo más