martes. 18.12.2018 |
El tiempo

ILEON.COM

Muere un anciano atropellado en Villablino por un guardia civil que se fugó y ocultó el coche en la Comandancia

Muere un anciano atropellado en Villablino por un guardia civil que se fugó y ocultó el coche en la Comandancia

R.G.A, de 84 años, fue embestido hace diez días por un conductor que huyó y que sólo se pudo identificar como agente días después gracias a una profunda investigación y la colaboración ciudadana.

En las últimas horas fallecía la víctima de un atropello ocurrido en la travesía de Villablino hace diez días cuando fue embestido por un turismo cuyo conductor, como se ha sabido tras una exhaustiva investigación con colaboración ciudadana, era un guardia civil de la comarca lacianiega, de 47 años y destinado en la Comandancia de León, lugar donde ocultó durante días el turismo implicado hasta que fue identificado y detenido el pasado día 5 de abril por sus propios compañeros del Instituto Armado.

El ahora fallecido, tras varios días hospitalizado en situación de extrema gravedad, es R.G.A, de 84 años de edad, natural de Palacios del Sil pero residente en Villablino. La víctima fue arrollada en la Avenida de Asturias de la capital lacianiega el pasado sábado 31 de marzo en torno a las diez de la noche cuando salía del restaurante 'El Marga', y procedía a cruzar el paso de peatones.

En ese momento, según ha determinado la investigación, el conductor de un turismo de la marca BMW Serie 5, de color negro, le atropelló, dándose posteriormente a la fuga sin atender al estado de la persona que dejó atrás. El Grupo de Investigación y Análisis del Sector de Tráfico de la Guardia Civil de Castilla y León (GIAT), con sede en León, reclamó posteriormente la colaboración ciudadana para identificar al responsable de este grave accidente.

Y gracias a sus pesquisas consiguió identificar a su propio compañero, con la sorpresa de que el BMW había sido estacionado por el presunto autor del atropello en la propia Comandancia de la Guardia Civil, habiéndose preocupado tan sólo de tapar el daño causado por el impacto en la parte delantera del vehículo.

Ya entonces, como explicó la Guardia Civil en una nota de prensa, al autor se le atribuían posibles delitos de lesiones, omisión del deber de socorro y contra la Seguridad Vial, aunque ahora, con la muerte de la víctima, el de lesiones podría ser sustituido por el presunto delito de homicidio imprudente, mucho más grave y penado con hasta cuatro años de prisión.

Comentarios
Lo más