martes. 17.07.2018 |
El tiempo

EspañaDuero prevé que el crecimiento de Zamora se mantenga en 2018 en el 2,5%

EspañaDuero prevé que el crecimiento de Zamora se mantenga en 2018 en el 2,5%

La entidad financiera presenta en Valladolid el decimotercer número de su informe “Previsiones Económicas de Castilla y León”. Salamanca, Soria, Valladolid y Segovia pueden registrar un mayor crecimiento en 2018, con tasas superiores al 2,5%. En el caso de Zamora la estimación bajaría una décima, del 2,6 al 2,5 por ciento

EspañaDuero presentaba este lunes en Valladolid el decimotercer número de su publicación “Previsiones Económicas de Castilla y León”, que recoge los datos correspondientes al cuarto trimestre de 2017 y el conjunto del ejercicio, así como las previsiones de crecimiento para 2018.

En el cuarto trimestre de 2017, el Producto Interior Bruto (PIB) de Castilla y León ha crecido con respecto al trimestre anterior un 0,9%, situándose la variación interanual en el 2,8% (2,3% en el trimestre precedente). En el conjunto de 2017, el PIB ha aumentado un 2,5% (3,3% en 2016), señalando nuestras estimaciones un aumento del PIB del 2,5% para 2018.

Al igual que el número anterior, este informe de EspañaDuero, de periodicidad trimestral, se divide en tres partes: Contexto Económico, Coyuntura Económica de Castilla y León y Análisis Provincial. El primer apartado se centra en el análisis del contexto internacional y nacional, en tanto que en la segunda parte se analiza la evolución reciente de la economía regional y sus expectativas de crecimiento, incluyendo las previsiones de producción y empleo. Por último, se incluye un análisis de la actividad económica en las nueve provincias de Castilla y León, incorporando estimaciones y previsiones de crecimiento para 2017 y 2018.

En el cuarto trimestre de 2017, la actividad económica en la provincia de Zamora ha mostrado un crecimiento del 2,9% en términos interanuales, según las estimaciones de nuestro Indicador Sintético de Actividad, incremento algo superior al del PIB regional (2,8%), aunque las tasas no son estrictamente comparables. Este repunte permite constatar una mejora de la economía provincial respecto a los tres primeros trimestres de 2017, relacionada con el buen comportamiento de la actividad inmobiliaria y de algunos indicadores de demanda. En el conjunto del año, el crecimiento económico de la provincia (2,6%) habría sido similar al de Castilla y León (2,5%), mientras que las previsiones para 2018 apuntan a un similar crecimiento del 2,5% en ambos ámbitos.

El número de ocupados en la provincia ha descendido un 2,0% en el cuarto trimestre de 2017, respecto al mismo periodo del año anterior, tras haber registrado tasas de variación positivas desde el cuarto trimestre de 2013, siendo menos acusado el descenso en el promedio regional (-0,7%), aunque la afiliación a la Seguridad Social ha aumentado a una tasa cercana al 1%. Este empeoramiento del empleo, según la EPA, se ha debido al descenso del número de ocupados en los sectores agrario (-25,9%) e industria (-7,1%), mientras que en la construcción y los servicios se han observado aumentos en el último trimestre del año (1,6% y 4,5%, respectivamente). Al mismo tiempo, el número de parados ha descendido en el cuarto trimestre un 2,2% en términos interanuales, lo que está relacionado con un menor número de activos (-1,8%), que junto con el descenso del número de inactivos (-1,5% en términos interanuales) se ha traducido en una caída de la población en edad de trabajar (-1,7%). En términos anuales, el aumento del empleo ha sido del 3,7% en 2017 respecto al año anterior, frente al 0,7% de Castilla y León.

Por otro lado, el sector turístico ha registrado un aumento de la demanda hotelera, estimándose en el conjunto de 2017 un aumento tanto de los viajeros alojados en establecimientos hoteleros como de las pernoctaciones, con tasas de variación anual en torno al 2,9% en ambos indicadores. La demanda nacional en la provincia, que supone el 88,6% del total de viajeros alojados en establecimientos hoteleros, ha aumentado un 2,0%, siendo más pronunciado el aumento de la demanda foránea (10,3%). Por su parte, la oferta hotelera ha empeorado a lo largo de 2017, estimándose un descenso tanto de los establecimientos hoteleros (-5,7%) como del personal ocupado en ellos (-0,6%), mientras que el número de plazas apenas ha aumentado un 0,1%.

El sector inmobiliario ha experimentado un repunte a tenor de la información sobre compraventas de viviendas (1.059 en 2017), que han intensificado el ritmo de crecimiento respecto al año anterior, con una tasa de variación anual del 18,9%, la más elevada respecto al promedio de la región (11,5%). Esta positiva evolución viene explicada por el aumento del número de compraventas de viviendas usadas (23,6%), mientras que las de viviendas nuevas han descendido un 28,0%. Por otra parte, las hipotecas concedidas para la adquisición de viviendas han reflejado este avance, de forma que en 2017 se ha registrado un aumento tanto del número de hipotecas como del importe concedido (8,4% y 8,7%, respectivamente).

Asimismo, el valor tasado de la vivienda libre ha descendido un 4,3% en el cuarto trimestre de 2017 en términos interanuales, caída más acusada que la estimada en Castilla y León (-0,9%), situándose en el ámbito de la provincia en 863,6 euros/m2, inferior a la media regional (1.047,0 euros/m2). En el promedio de 2017, la provincia de Zamora ha registrado la caída más acusada de la región en el precio de la vivienda libre, registrándose en estos ámbitos tasas de variación anual del -3,1%, y -1,1%, respectivamente.

En el ámbito empresarial se constata una desaceleración en lo que a creación de sociedades se refiere. En este sentido, en la provincia se han creado 165 sociedades nuevas en 2017, es decir, un 13,6% menos con relación al año anterior, descenso más acusado que el registrado en el conjunto de la región (-5,2%). Sin embargo, el capital suscrito ha aumentado un 34,0%, registrándose un descenso en Castilla y León del 25,3%. Por otra parte, se han registrado 68 sociedades disueltas en 2017, un 13,9% menos que en 2016 (-3,9% en la región), de ahí que el índice de rotación se haya situado en el 41,2% (36,5% en Castilla y León), frente al 41,4% del año anterior.

Por último, algunos indicadores de demanda interior han mostrado una mejora en 2017, como muestra la matriculación de turismos (2.057 en el conjunto del año), que ha aumentado un 4,0% respecto a 2016, si bien ha crecido a menor ritmo que en Castilla y León (6,8%). Este aumento en la provincia se ha debido al repunte experimentado en el último trimestre del año (26,2%), tras haber descendido en los tres trimestres precedentes. Por el contrario, la matriculación de vehículos de carga (351 en 2017) ha disminuido un 2,8% respecto al año anterior, frente al aumento registrado en Castilla y León (2,7%). En el caso de la demanda exterior, el valor de las exportaciones ha ascendido a 201,5 millones de euros en 2017, lo que supone un incremento anual del 3,3% (-4,5% en Castilla y León), debido, principalmente, al repunte en las exportaciones de bienes de equipo. En términos de cantidad, la venta de bienes al exterior se ha reducido un 9,1% en la provincia, lo que denota el efecto de la subida de precios. En el caso de las importaciones, estas han registrado un aumento anual del 20,8% en la provincia (5,5% en el conjunto de la región).

Comentarios