viernes. 20.04.2018 |
El tiempo

Judo

El judo zamorano consigue tres platas en el Regional de Edad alevín

El judo zamorano consigue tres platas en el Regional de Edad alevín

Este sábado se celebraba en la capital burgalesa el campeonato regional de la edad de judo, que citaba a los judokas de la categoría alevín y último año de benjamín. Además del campeonato promocional de Castilla y León benjamín.

La delegación zamorana acudía representada por parte de los 3 clubs de la provincia. Empezaron los más pequeños que pese al gran madrugón que se tuvieron que dar demostraron estar muy despiertos. Al ser un campeonato de participación y promoción la Federación de Castilla y León decidió que al finalizar no hubiera clasificación (así todos campeones). Recibiendo todos una medalla, una mochila y una camiseta.

Por parte de la expedición zamorana en esta categoría solo acudieron representantes del club Judo Morales teniendo una más que meritoria participación. Manuel Fuentes realizó unos combates muy bonitos demostrando su gran progresión pese al poco tiempo que lleva haciendo Judo, al igual que su compañero Andrés Rodríguez que demostró gran concentración en sus combates. Pablo Valle, el más experimentado, hizo una grandísima competición ganando varios combates. Juan Meana, pese que a un pequeño accidente le hacía acudir al médico aunque sin mayores consecuencias posteriores, ganaba de forma impresionante todos los combates por Ippon (máxima puntuación). Noa Vicente, que compitió con niñas con un peso bastante superior al suyo, se armó de garra y ganas para hacer unos muy buenos combates. Todos estos pequeños judokas aseguran que el futuro de la cantera del judo zamorano continúe activo.

La competición continuaba y era el turno de los Alevines. Por parte del Club Gokyo en categoría femenina participaba Leyre Rodríguez (+52Kg) que tras ganar en las primeras rondas cayó derrotada sin opción de repesca y conformándose con un quinto puesto. En la categoría masculina participaba Rubén De Castro (-34Kg), que tuvo una gran actuación, porque estaba en la categoría con mayores participantes y con el hándicap de la diferencia de edad, ya que le sacaban dos años, puso en el tatami la garra que lleva dentro para avanzar en las primeras rondas. Luego era el turno para Raúl Fernández (-38 Kg) que también pasó las primeras rondas demostrando la gran técnica que lleva este judoka pese a su corta edad, cayendo eliminado con el judoka que a la postre conseguiría el bronce. Tanto Rubén como Raúl consiguieron un séptimo puesto muy meritorio para ellos.

Por el Club Amigos del Judo, en la categoría femenina -32 kg competía Elena Bahamonde y haciendo un impecable torneo se clasificó en segunda posición, aun teniendo en cuenta que es benjamín de último año. Oihana Delgado tuvo mala suerte y se pasó 500 gramos en su peso, pasando a -52 kg y no tuvo posibilidades de acercarse a las medallas. En categoría masculina Miguel Campos y Héctor Vidal tuvieron unas categorías muy numerosas y no pudieron entrar en los puestos de medallas.

Por su parte, el club Judo Morales presentó un total de nueve competidores, siendo el club con la representación más numerosa de la provincia zamorana. Jorge Roncero (-34kg) después de tres combates quedó eliminado en cuartos de final compitiendo con niños que le sacaban 7 y 8 kg consiguiendo un magnifico cuarto puesto. Sergio Rodrigo (-34kg) tuvo que realizar nada más y nada menos que siete combates ganando todos por Ippon (máxima puntuación) menos la final que la perdería con un competidor que Sergio había ganado en el tercer combate y por ello se tuvo que conformar con una magnifica segunda posición.

Rubén Rodríguez (-38kg) cayó en segunda ronda, sorprendido por una acción de izquierdas, y sin opción a la repesca. Misma situación para su compañero Daniel Villar (-38kg), que pagó su inexperiencia al tratarse de su primer regional, perdiendo en primera ronda, pero dejando claro que puede ser uno de los favoritos. Álvaro del Arco (-50kg) consiguió un cuarto puesto dejándole sin la medalla de bronce por una decisión arbitral equivocada.

La categoría femenina estuvo representada por cuatro judokas. Avril González, -32kg, compitió con muchas ganas y fuerza y gracias a eso pudo conseguir un cuarto puesto. Alba Muñiz (-44kg) tuvo mala suerte en el sorteo y consiguió un cuarto puesto enfrentándose en primeras rondas a la que a la postre sería la campeona. Shaila Méndez (-52kg) no tuvo suerte, perdió en primeras rondas sin entrar en repesca, pero está demostrando que día a día está mejorando en Judo y actitud. Sara Ventosa (-52kg) se hacía con la segunda medalla de plata para el club, aunque por otra decisión más que discutible la zamorana quedaba apartada del oro teniéndose que conformar con una segunda posición más que merecida y que hace albergar muchas esperanzas para el futuro.

Con estos magníficos resultados de tres platas, cuatro cuartos puestos, un quinto y dos séptimos puestos la delegación zamorana de Judo daba la enhorabuena “a todos estos magníficos deportistas que hicieron las delicias de todos los padres y madres que abarrotaban las gradas del pabellón”.

Comentarios
Lo más