miércoles. 23.05.2018 |
El tiempo

Aparece el cuerpo de un varón en las proximidades de las Aceñas de Olivares

Aparece el cuerpo de un varón en las proximidades de las Aceñas de Olivares

Después de veinte días de búsqueda, los bomberos encontraban este lunes el cuerpo de Argimiro Asensio en la zona del embarcadero de las Aceñas de Olivares.

Fin luctuoso a la búsqueda. Durante veinte días, familiares y amigos buscaban desesperadamente a Argimiro Asensio. Una búsqueda a la que se unían los bomberos desde el tercer día de la desaparición. Las labores se estaban desarrollando en el entorno del río Duero al encontrar el vehículo del varón en los aparcamientos de los Tres Árboles. Durante veinte días, los bomberos han realizado un trabajo continuado, en turnos de mañana y tarde, supervisando cada palmo del río.

Este lunes, como cada jornada, una dotación de bomberos acudía al río para seguir con la búsqueda. Y esta vez sí hubo resultado. En torno a las once de la mañana los bomberos avistaban lo que parecía un cuerpo en la zona del embarcadero de las Aceñas de Olivares. Al acercarse con la lancha, comprobaron que efectivamente se trataba de un varón de una complexión física similar a la del desaparecido.

Tras cerciorarse de ello, advertían al resto de compañeros del parque de bomberos, a la Policía Local y Policía Nacional, además del forense. Una vez en el lugar del incidente, se iniciaron los trabajos para recuperar el cuerpo. Unos trabajos arriesgados para los bomberos, con el río embravecido y justo en el azud donde se encontraba el embarcadero y una importante cantidad de suciedad arrastrada por el río aguas abajo.

Los trabajos se realizaron con celeridad pero de forma minuciosa para evitar cualquier accidente derivado, puesto que se producían con la corriente de agua muy próxima a la caída de nivel. Una vez estabilizada la lancha, los bomberos lograban subir a bordo de la lancha el cuerpo del fallecido y trasladarlo hasta el paseo del río donde se realizaron las pertinentes comprobaciones antes de trasladar el cadáver al Anatómico Forense.

Durante las labores de rescate del cuerpo fueron muchos los paseantes que utilizaban esa zona durante la mañana para hacer algo de deporte, y también vecinos, los que atraídos por la dificultad del rescate permanecieron en la orilla observando la acción de evacuación.

Comentarios